Back to top

Hospital Amic

La humanización en nuestro hospital.

Tranquilizar, hacer reír, dar confort, acompañar, alegrar, conectar, divulgar… estos son los retos de las actividades de Hospital Amic. Un programa con un gran objetivo: hacer lo más positiva posible la experiencia de los niños hospitalizados. Te presentamos algunas de sus actividades.

Payasos de hospital: la terapia de la sonrisa

En el hospital de día, en las habitaciones, en el edificio de psiquiatría e, incluso, en el quirófano. Los Pallapupas están por todas partes para hacer que los beneficios de la sonrisa llegue a cada pequeño paciente. Son auténticos profesionales de la interpretación con una formación sanitaria especial.

Voluntarios: la impagable labor de donar tu tiempo

Llevan chalecos de colores, regalan su gran altruismo y hacen que el Hospital sea un lugar más hospitalario y aún más humano. Más de 600 voluntarios entretienen a los niños con dibujos y juegos, cuidan de ellos si los padres necesitan un poco de descanso, acompañan a las familias en los momentos que más se les necesita y, gracias a un grupo de 45 taxistas solidarios, también trasladan a los pacientes de familia con más dificultades hasta el hospital.

Musicoterapia y taller de canto: el inexplicable poder de la música

Nuestras musicoterapeutas de la Associació Ressó llevan los beneficios de la música a todos los pacientes. Con su carrito lleno de instrumentos musicales visitan las habitaciones, organizan conciertos y hacen de los sonidos, los ritmos y las melodías un buen complemento para mejorar la estancia en el hospital. El canto, por su parte, logra un efecto relajador y canalizador de emociones en todos los pacientes de salud mental. Además, gracias la formación académica de su profesor, tenor profesional, adquieren una cultura musical que a muchos pacientes les ha permitido descubrir una auténtica vocación.

Intervenciones asistidas con perros: el equipo que llega allá donde a los humanos nos es imposible

Bamba, Laika, Flash, Boby, Mel, Danza y la querida Cuca son, entre otros miembros más del equipo, los amigos peludos de nuestros pacientes. Hacen sonreír, emocionar, relajar y muchas veces parecen entender mejor que los adultos a los pequeños. Están adiestrados por CTAC, entidad con más de 15 años de experiencia. Junto a sus adiestradores y nuestros profesionales, los animales ayudan al paciente a enfrentarse a los nuevos retos que pueden aparecer con la enfermedad.

Arteterapia y Taller de graffiti: la creación artística libera las emociones

Siempre hay emociones que son difíciles de expresar con palabras. Por eso, los profesionales de los talleres de arte intentan a través de distintas disciplinas artísticas conocer el mundo interior del niño, ayudarles a superar la situación difícil por la que están pasando e intentar que puedan salir reforzados de ella.
Comparte