Back to top

Cuidados paliativos pediátricos: testimonios

Niño en cama

Gracias por acompañarnos en este largo camino, para hacernos la vida más fácil y para ayudarnos a aceptar lo inaceptable. En estos momentos tan dolorosos y difíciles para la familia, haber podido contar con vuestra ayuda, vuestro apoyo y vuestro saber hacer, es algo impagable y que no olvidaremos nunca.

Testimonio de L.B.

En sus visitas a domicilio y con sus llamadas periódicas nos aconsejaban, animaban y nos reconfortaban con su seguimiento. Siempre estuvieron localizables cuando lo necesitamos para cualquier urgencia. Sólo podemos decir cosas buenas de estos profesionales que nos han ayudado a acompañar a nuestro hijo en el viaje tan complicado que le tocó hacer. Hubiera sido imposible hacer todo esto, siempre desde casa, sin su apoyo.

Testimonio de M.C.

Para nosotros el equipo de cuidados paliativos hace un gran trabajo, un trabajo que no todo el mundo es capaz de hacer y destacan por muchas características positivas que los definen: altruismo, solidaridad, empatía, fuerza, constancia, compañía, amabilidad, generosidad... y muchas más. Son muchos los momentos vividos y, a pesar de las dificultades, hemos aprendido y nos han enseñado mucho. Pero si nos tenemos que quedar con algo, un detalle, un momento, una virtud, nosotros nos quedamos con que siempre han estado cuando los hemos necesitado.

Testimonio de E.R.

Vosotros lo pusisteis todo más fácil, estábamos tranquilos en casa porque sabíamos que os podíamos llamar en cualquier momento, y detrás del teléfono encontraríamos una voz cercana, profesional y sobre todo humana, con quien teníamos la confianza de poder hablar de nuestros miedos y que la respuesta y atención sería la adecuada para nuestro hijo y para nosotros mismos. [...] Gracias por ayudarnos a tener muy buenos momentos con nuestro hijo.

Testimonio de F.A.

Comparte