Back to top

El edificio de hospitalización infantil y la maternidad, conectados gracias al nuevo núcleo de comunicaciones

El Hospital Sant Joan de Déu ha habilitado salas de juego en todas las plantas y ha creado la primera sala lúdica hospitalaria para niños ingresados con gran discapacidad.

23 Julio 2021
Sala juegos niños con puridiscapacidad, Hospital Sant Joan de Déu
La sala de juegos para pacientes con pluridiscapacidad, en la novena planta del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Sala_premsa/Noticias/2021/nucleo-comunicaciones-sala-juegos-sant-joan-de-deu.jpg

El núcleo de comunicaciones, un nuevo espacio de comunicación vertical con el que se cierra el plan de reformas 2005-2020 del centro, tiene como objetivo conectar dos edificios históricamente separados: la hospitalización infantil y la maternidad. En el nuevo núcleo hay dos ascensores más amplios y accesibles y se espera reducir las esperas para el uso de los mismos.

Este nuevo espacio, además, dispone de salas de juegos en seis plantas de hospitalización pediátrica. Los espacios están especialmente pensados para determinadas franjas de edad y, en algunos casos, para perfiles de paciente muy específicos. Por ejemplo, en la sexta planta se ha creado un espacio lúdico para los bebés y niños de menor edad, con espacios donde pueden gatear; en la séptima planta hay una sala para niños y niñas de más de seis años con un tobogán; en la octava, un espacio concebido para realizar actividades y espectáculos y en la décima, una sala para jóvenes y adolescentes. También se ha habilitado una sala de lectura y estudio en la quinta planta.

La primera sala de juegos creada para niños con gran discapacidad

En los hospitales tradicionalmente ha habido espacios para la rehabilitación de los pacientes con gran discapacidad, pero no salas donde puedan pasar tiempo de juego y ocio mientras están hospitalizados. La nueva sala está ubicada en la planta donde ingresan la mayoría de pacientes con enfermedades neurológicas y está equipada con una cortina sensorial, una piscina de bolas y un circuito apto para el paso de sillas de ruedas que activan elementos lumínicos mediante sensores cuando se usa.

Para diseñar las salas de juego, el equipo de Calidad y Experiencia del paciente ha implicado a los profesionales, las familias y los pacientes y ha llevado a cabo varias sesiones de trabajo para conocer sus necesidades y sus propuestas. En estas sesiones de trabajo se evidenció que los espacios lúdicos estaban mayoritariamente pensados para niños y niñas de entre 5 y 11 años y que faltaban espacios de ocio para los bebés y los pacientes con pluridiscapacidad, uno de los colectivos que necesitan venir más a menudo al Hospital Sant Joan de Déu.

Las salas se han ideado para que los niños, jóvenes y sus familias puedan usarlas a cualquier hora del día, ya que los elementos de juego están integrados. Para el buen funcionamiento de los espacios, habrá voluntarios a horas prefijadas que se encargarán de ofrecer juegos y talleres. En esta primera etapa, debido a las restricciones de la pandemia, el aforo será muy limitado.

Las nuevas salas de juegos pueden ser apadrinadas por las empresas que colaboren con el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona en el marco del 50 aniversario de su actual ubicación en Esplugues de Llobregat. Esta celebración ha recibido la consideración de Acontecimiento de Excepcional Interés Público en la última Ley de Prespuestos Generales del Estado, lo cual permite a las empresas hacer deducciones fiscales excepcionales, de hasta el 90 % de su donación. Una de las salas, la sexta, ya ha sido patrocinada por la Fundació Nou Mil·leni.

Espacios funcionales, sostenibles y seguros

Gracias a la comunicación entre plantas y la presencia de salas de juego, se logrará reducir la necesidad de desplazamientos verticales y hacer un mejor uso de los ascensores. Además, justo al lado de cada sala de juegos hay espacios de soporte, como por ejemplo salas donde los profesionales podrán reunirse con las familias cuando haya que abordar cuestiones que requieran intimidad. También se estrenan nuevas zonas de trabajo para los equipos, que están en la misma planta donde estos realizan la atención asistencial.

En el espacio también hay previsto poner en funcionamiento un servicio de lavandería, especialmente útil para familias que requieren estancias largas, y se han puesto en funcionamiento fuentes de agua, máquinas de venta de café, bebidas o comida. También hay ambientación en la zona de nuevo acceso del vestíbulo, con proyecciones que permiten hacer los tiempos de espera más entretenidos para las familias y pacientes.

Desde el exterior del edificio se puede ver que, el aspecto de la fachada del núcleo, es diferente al del resto del edificio de hospitalización. Arquitectónicamente el espacio se ha creado en base al concepto de arquitectura pasiva, cuyo objetivo es el ahorro energético y la reducción del impacto de la luz y el calor sobre la fachada y, en consecuencia, sobre los espacios interiores. 

Con el nuevo núcleo también se logra adaptar el Hospital, construido en los años 70, a las nuevas normativas de seguridad y evacuación. Con el paso del tiempo, estructuras como la escalera de evacuación habían quedado obsoletas. Gracias a los trabajos del nuevo núcleo de comunicaciones, se ha renovado esta instalación, poco visible pero no por ello menos importante para el centro.

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
El edificio de hospitalización infantil y la maternidad, conectados gracias al nuevo núcleo de comunicaciones