Back to top

Hospital de día: qué nos hace diferentes

El Hospital de día pediátrico ha evolucionado hacia la incorporación de nuevas técnicas y procedimientos que permiten que el tratamiento de nuestros pacientes interfiera lo mínimo posible en su vida diaria. También se han implementado cambios para mejorar el entorno y atender al paciente no sólo en sus necesidades médicas, sino también de bienestar y confort.

Pediatrización del espacio

El Hospital Sant Joan de Déu Barcelona dispone de unas instalaciones renovadas. El diseño del espacio simula un bosque en el que los boxes y habitaciones individuales garantizan la intimidad de los pacientes y sus familias. La amplitud permite, al mismo tiempo, que los pequeños estén acompañados de un familiar en un espacio abierto. En las zonas comunes hay elementos de juego y distracción. Los payasos de hospital visitan a diario el espacio para ayudar a los niños y sus familias a hacer más agradable la estancia y colaboran con el personal de enfermería durante algunos procedimientos.

Atendemos a pacientes de cualquier especialidad

Los pacientes del Hospital de día proceden de distintas especialidades, mayoritariamente de oncología y hematología. También damos servicio a pacientes con enfermedades crónicas reumatológicas, neumológicas o derivados de otras especialidades como gastroenterología, oftalmología o dermatología. Disponemos de dos salas para atender a los pacientes con hemodiálisis y realizamos pruebas de tolerancia cuando hay sospechas de que el niño puede padecer algún tipo de alergia.

Hospital sin dolor

Aplicamos el programa de Hospital sin dolor en los pequeños procedimientos, juntamente con el resto de Servicios y Unidades del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona. El programa incluye medidas farmacológicas como por ejemplo el uso de pomadas, jarabes o gotas; así como medidas no farmacológicas como la distracción para minimizar el dolor de los niños a los que tratamos.

Pacientes nacionales e internacionales

Esta unidad asistencial ofrece tratamiento a pacientes pediátricos con enfermedades crónicas, oncohematológicas y de diversas especialidades. La cantidad de pacientes de toda España y de otros países ha ido en aumento, así como la atención altamente especializada para estos.

Comparte