Back to top

“Nos interesa que la experiencia en el hospital sea lo menos amenazante posible y comprendida por el niño”

Mariana Tau, psicóloga e integrante del equipo de “Child Life”.

19 Septiembre 2019
Mariana Tau, psicóloga e integrante del equip de “Child Life”.
Mariana Tau, psicóloga e integrante del equip de “Child Life”.
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Imatges-general/programas-humanizacion-entrevista-mariana-tau-child-life-blog.jpg

Hace 15 años que el Hospital Sant Joan de Déu cuenta con el programa de especialistas Child Life. En su inicio daba apoyo emocional a los niños y las familias que iban a vivir un proceso quirúrgico en las especialidades de cardiología, neurocirugía y cirugía ortopédica y traumatológica.

En la actualidad, el equipo está formado por tres expertas y está abierto a todas las especialidades donde los profesionales detecten que es necesario actuar con el paciente y su familia para reducir el miedo y la ansiedad. Más de 1.500 niños y niñas reciben su ayuda con las técnicas más adecuadas para cada caso. Mariana Tau, Child Life desde 2016, nos explica la historia y la importante labor de esta profesión aún ausente en otros hospitales españoles.

¿Qué es una profesional Child Life?

Una profesional Child Life se ocupa de ofrecer apoyo emocional a los pacientes pediátricos y sus familias, utilizando el juego como metodología, para ayudar a que los niños comprendan la situación de enfermedad que viven y mejorar las estrategias para afrontarla. 

¿A través del juego? 

Sí, porque el juego en la infancia es la herramienta mediante la cual un niño interioriza el mundo que lo rodea e interactúa con él. De esta manera va haciendo cada vez más complejos sus mecanismos cognitivos. Nos interesa hacer que la experiencia en el Hospital sea lo menos amenazante posible y sea comprendida por el niño utilizando el lenguaje más adecuado a su capacidad de comprensión.

¿Dónde nació la profesión?

Child Life nace en 1982 en Estados Unidos a partir de que comienza a hacerse visible para los profesionales sanitarios el impacto emocional negativo de la hospitalización en los niños y sus consecuencias en los tratamientos. El nacimiento de la profesión está asociado a intereses humanistas, tanto de los profesionales como de las familias de los pacientes, que comienzan a asociarse para ofrecer intervenciones que amortigüen las consecuencias psicológicas.

En nuestro hospital contamos con tres Child Life, pero en un hospital similar en EE.UU. ¿cuántas suelen haber?

¡No menos de 40 para cubrir todos los servicios y unidades! Un hospital como el nuestro, de tercer nivel y altísima complejidad, con tratamientos invasivos y terapéuticas que son muy traumáticas para los niños, requiere de un trabajo complejo y de larga duración. Obviamente no podemos llegar a todos.

¿Y cómo llega esta profesión a España?

Pues a partir de nuestra compañera Núria Serrallonga, enfermera y psicóloga que se forma en la materia en EE.UU. A su regreso contó con el impulso de una de las directivas de nuestro hospital, Maria Josep Planas, y ambas iniciaron un proyecto piloto introduciendo el modelo Child Life. Sin duda,  una gran apuesta de la dirección del centro cuando aún el conocimiento de esta profesión era muy escaso fuera de Norteamérica, y que pronto dio sus frutos al ver que las familias lo agradecían y manifestaban haberse sentido con mayor preparación para afrontar los momentos más difíciles.

¿En qué momento del proceso de la enfermedad intervienen?

¡En todo momento! En pacientes que realizan un proceso ambulatorio, con niños con hospitalizaciones de larga estancia, previo a una gran intervención quirúrgica… Pero además realizamos actividades preventivas como el “juego de veterinarios” -con los perros de terapia- y actividades de distracción que normalizan la vivencia hospitalaria como parte de la vida. Es importante destacar que nuestro modelo está centrado en la familia y que realmente es muy satisfactorio ver cómo los padres se relajan también cuando ven que sus hijos pueden manipular material médico e incluir en su juego lo que les toca vivir.

Alguna anécdota que recuerdes… 

Atendía a una niña a la que tenían que quitarle los puntos de una cirugía y para ello jugábamos con su muñeco de trapo, haciéndole el mismo procedimiento que ella iba a vivir. La niña dijo, refiriéndose al muñeco, “le da miedo el cuchillo”, y le hice tocar el instrumento que se usa para realizar este procedimiento. En ese juego con el muñeco finalmente la niña dijo: “Cariño, a ti no te tocan; solamente cogen lo que hay que quitar” - los puntos-. Lo comprendió a partir de la experimentación, ¡jugando la experiencia! Pudo formular el miedo y la racionalidad, como estrategia cognitiva de afrontamiento. A la vez, se situó en el papel de mamá, llamando “cariño” a su muñeco, eso fue la proyección de lo que ella necesitaba: ¡su mamá a su lado!

¿Qué pensaste la primera vez que supiste que detrás de Sant Joan de Déu hay toda una sociedad que ayuda con sus donaciones a hacer posible proyectos como Child Life?

Me pareció que es bonito que la sociedad civil se implique en las necesidades de los pacientes y las familias. Pero también me sorprendió el hecho de ver que la administración pública no cubra estos aspectos humanistas, puesto que estoy convencida de que la atención a los usuarios de cualquier hospital, y especialmente en la infancia, debe ser global. 

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
“Nos interesa que la experiencia en el hospital sea lo menos amenazante posible y comprendida por el niño”