Back to top

Un programa solidario internacional permite tratar a 10 pacientes con cardiopatías en Sant Joan de Déu

Nuestro centro es el único del estado que colabora con Chain of Hope, oenegé centrada en el tratamiento de cardiopatías congénitas.

29 Julio 2019
Alejandra junto a su madre Lorena, durante el proceso de recuperación en Sant Joan de Déu.
Alejandra junto a su madre Lorena, durante el proceso de recuperación en Sant Joan de Déu.
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Testimonials/alejandra-cardiopatia-congenita-chain-of-hope-hospital-sant-joan-deu.jpg

Miles de niños y niñas mueren cada año a causa de cardiopatías congénitas que no pueden ser tratadas en sus países de origen. Para paliar esta situación, en 1996 nació Chain of Hope, una red internacional de centros y profesionales médicos solidarios que tiene por objetivo proporcionar tratamiento y una esperanza de vida a estos niños. Niños como Alejandra, que ha sido operada en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.

Esta niña de 11 años llegó al Hospital en primavera procedente de El Salvador. Padecía una cardiopatía congénita desde el nacimiento, por la cual había sido intervenida dos veces en su país de origen, en el marco de diversas misiones de médicos europeos en el país caribeño.

Lorena, la madre de Alejandra, relata cómo la pequeña estuvo tres días en observación y control cardiológico después de nacer. "A los 8 meses tuvieron que realizarle una cirugía de emergencia porque se ahogaba y se ponía morada. Y en 2015 se le realizó una segunda operación programada en el marco de una misión europea de cardiólogos". Según la madre, enfermera en El Salvador, "en nuestro país no hay expertos ni tecnología para tratar adecuadamente casos como el de mi hija".

Evitar las carreras o los juegos con movimiento ha sido una constante en la vida de Alejandra, de carácter afable y tranquilo. "Tengo una amiga que siempre juega conmigo y entiende que no puedo andar mucho ni correr" explica, "pero me gustaría poder hacerlo". 

En la primavera de 2018, su cansancio empezó a intensificarse y la situación empeoró. En ese momento su médico les explicó que Alejandra necesitaba una intervención para la cual no tenían recursos económicos ni técnicos en los hospitales nacionales.

La viabilidad del caso y la coordinación con el cardiólogo de origen, pilares de esta colaboración internacional

El cardiólogo de referencia de la niña contactó con la organización no gubernamental Chain of Hope, que integra hospitales de toda Europa y tiene su base en el Reino Unido.

En estas situaciones se analiza que el caso sea viable, que se pueda resolver con cirugía y que el seguimiento en el país de origen se pueda llevar a cabo. En este caso la oenegé envió la información para que el Área del Corazón de Sant Joan de Déu valorase si se podía tratar, y el comité científico y social de Chain of Hope dedició a favor de su viabilidad, aprobando el tratamiento. 

Un año de colaboración con grandes resultados

Durante el primer año transcurrido desde la firma del convenio de colaboración entre el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y Chain of Hope, se han tratado en el centro 10 pacientes con cardiopatías congénitas como la de Alejandra, y que requieren cateterismos terapéuticos o cirugía extracorpórea

La mayoría de niños y niñas proceden de países africanos, centroamericanos o caribeños, donde no disponen de la experiencia o las instalaciones necesarias para este tipo de casos.

Todo el Área del Corazón está implicado en el tratamiento de estos pacientes que, en casos como el de Alejandra, tienen muy buenos resultados: "Es la primera vez que su tez tiene un color rosado" comenta la mamá de la paciente, que asegura que estuvieron a punto de tirar la toalla y resignarse a que la niña tuviese que convivir con la enfermedad. 

Además de proveer asistencia médica, el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona se ocupa de facilitar la estancia en Barcelona de los pacientes y sus familias mientras dura el tratamiento y los periodos de hospitalización y recuperación antes de volver a casa, procurando un apoyo logístico y emocional en todo momento.

Tras la intervención fueron necesarias dos semanas de controles para constatar la recuperación de Alejandra, que ya ha podido volver a El Salvador, donde espera practicar algún deporte tan pronto como los médicos se lo permitan.

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
Un programa solidario internacional permite tratar a 10 pacientes con cardiopatías en Sant Joan de Déu