Back to top

Abusos al Menor (UFAM)

La Unidad Funcional de Abusos a Menores (UFAM) ofrece respuesta multidisciplinar a todos los casos en que se sospecha un posible abuso sexual infantil.

La Unidad Funcional de Abusos al Menor del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona fue la primera dedicada a la atención a los afectados por abuso sexual infantil que se creó en España. Desde el año 1995, los profesionales de la Unidad atienden a niños y niñas menores de 18 años y valoran a todos los pacientes que se sospecha que han podido sufrir una situación de este tipo para, si se confirma la sospecha, ayudarlos a superar esta experiencia traumática e intentar que no vuelvan a sufrir ningún tipo de abuso.

La finalidad principal de esta Unidad multidisciplinar vinculada al Servicio de Pediatría es dar respuesta médica y psicosocial a los menores de edad que han comunicado situaciones de abuso y actuar cuando hay alguna sospecha fundamentada por parte de los familiares o profesionales que los cuidan. La UFAM, avalada por el Colegio de Médicos de Barcelona, evalúa y diagnostica a los menores y trata las secuelas de cada caso. El equipo de la Unidad de Abusos al Menor también atiende a adolescentes que han abusado sexualmente de otros menores.

Preguntas frecuentes acerca de la UFAM

¿Quién puede dirigirse a la UFAM del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona?

La Unidad atiende casos cuando lo solicitan las familias, y también a niños y adolescentes derivados por pediatras u otros profesionales (servicios de justicia, Centros de Salud Mental Infantojuvenil [CSMIJ], escuelas, abogados o cuerpos policiales). Cualquier persona que tenga una sospecha de abuso puede consultar a nuestros profesionales sobre la situación.

¿Cómo puedo contactar con la Unidad Funcional de Abuso al Menor?

Hay que llamar al número de teléfono 93 253 21 13. El horario de atención es de 8:30 a 18 horas (atención preferiblemente por las mañanas).  

Fuera de este horario, los casos que se considere que hay que atender de forma urgente deben dirigirse preferentemente a su servicio de Urgencias de referencia (el centro de salud u hospital más cercano) que posteriormente los pueden derivar a la UFAM del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona o al servicio que consideren más apropiado.

¿Dónde hay que recurrir cuando hay sospechas de abuso sexual a un menor?

Es recomendable solicitar atención de urgencia en algún centro sanitario cercano si el abuso sexual infantil se ha producido en las 72 horas previas, cuando todavía puede haber algún tipo de prueba física. El menor debe ser explorado por un médico cuando se tenga sospecha de una posible situación de abuso.

Si la situación se ha producido más allá de las 72 horas se pueden consultar los pasos a seguir con la Unidad Funcional de Abuso al Menor. También es de utilidad llamar al teléfono de Infància Respon, el número gratuito 116 111. En este servicio de la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència también hay disponible un correo electrónico en el que se pueden comunicar casos de maltrato a niños y adolescentes (infanciarespon.bsf@gencat.cat).

¿A quién atiende este equipo especializado en abuso sexual infantil?

Los pacientes de la Unidad son niños y niñas de los cero a los 18 años que se sospecha que hayan podido sufrir cualquier tipo de abuso de carácter sexual. Se considera abuso sexual infantil la situación en la que una persona con una posición de poder (un adulto o un niño mayor) usa la coerción u obliga a un niño o niña a cualquier tipo de actividad de naturaleza sexual.

En algunas ocasiones también se atiende a los abusadores si son niños o adolescentes para trabajar sobre su conducta en ese momento, si es necesario, o para descartar que el agresor - en los casos que es menor -  no haya sufrido anteriormente también algún tipo de abuso.

¿La UFAM trata casos de maltrato físico o maltrato psicológico?

No atendemos los casos de maltrato físico. En estas situaciones la familia o personas que tengan alguna sospecha de maltrato al menor deben dirigirse en primera instancia al pediatra de cabecera o al Hospital de referencia para que se estudien y traten las posibles secuelas físicas.

Tampoco evaluamos casos de maltrato psicológico. Se recomienda igualmente dirigirse a los servicios de referencia médicos.

¿Qué hace el equipo cuando se sospecha que hay un caso de abuso sexual infantil?

Se valora al paciente, se realiza un diagnóstico y se realiza una terapia adaptada a las necesidades de cada caso. El tratamiento (médico y psicológico) se puede recibir directamente en el Hospital Sant Joan de Déu o en coordinación con servicios de proximidad como los Centros de Salud Mental Infantojuvenil (CSMIJ).

Tratamos las secuelas específicas del abuso dependiendo de la situación vivida por el niño o la niña y también de su edad. El abordaje de los pacientes es biopsicosocial. En todos los casos se trabaja para dar recursos de autoprotección a los menores y prevenir un posible nuevo caso de abuso.

También se ofrece apoyo y orientación al núcleo familiar no abusador sobre cómo afrontar la situación e intentar superarla.

¿La Unidad ofrece asesoramiento legal de algún tipo?

No. El equipo elabora siempre un informe sobre el caso de cada paciente, tanto si se considera que ha habido abuso como si no. En los casos en que se diagnostica un abuso, los profesionales de la Unidad Funcional de Abusos al Menor tienen la obligación legal y deontológica de notificar la situación a los organismos competentes (servicios de justicia, de sanidad y de atención a la infancia). Podemos orientar en una fase inicial a las familias para iniciar un proceso legal, pero en ningún caso ofrecemos servicio de atención jurídica.

Cuando se confirma el diagnóstico de abuso sexual infantil, el informe médico que se entrega a la familia del menor puede formar parte de la documentación presentada en un proceso judicial. El objetivo de este documento, válido a nivel judicial, es evitar la revictimización del niño; es decir, no hacerle revivir las situaciones sufridas a través de declaraciones o escenarios que le hagan experimentar de nuevo el  papel de víctima o revivir emociones asociadas a la experiencia traumática.

Desde la UFAM tampoco se tramitan los procesos de tutela de menores. Estos procedimientos los gestiona directamente la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DGAIA) o los organismos judiciales en los que se lleva cada caso.

¿Qué funciones lleva a cabo la Unidad Funcional de Abusos al Menor?
  • Contención familiar inicial, acompañamiento y apoyo durante el proceso de valoración. 
  • Estudio socio-familiar del entorno del niño o niña afectado y valoración en relación al requerimiento de su protección.
  • Visita pediátrica de recogida de datos y exploración física.
  • Tratamiento pediátrico y seguimiento posterior si es necesario. 
  • Estudio psicológico de los menores y apoyo al núcleo familiar no abusador.
  • Recogida y evaluación del testimonio del menor.
  • Evaluación y tratamiento de las secuelas que puedan existir.
  • Elaboración del informe para la familia, servicios de protección a la infancia y organismos judiciales.
  • Orientación y tratamiento psicológico especializado, si es necesario. 
  • Derivación a otros servicios psicológicos de la red asistencial si el paciente o la familia lo requieren.
  • Colaboración con los organismos judiciales, entre otros, cuando lo requieran.
  • Preparación psicológica del menor antes del juicio oral. 
  • Empoderamiento de los niños y niñas para evitar la revictimización.
  • Orientación a profesionales de otros centros cuando se solicita.

 

¿Cómo trabajan los profesionales de la UFAM?

La Unidad Funcional de Abuso al Menor trabaja coordinada con el resto de Servicios y Unidades del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona (Ginecología, Urgencias, etc). El equipo elabora un diagnóstico y realiza un tratamiento a niños o niñas que hayan podido sufrir una situación de abuso sexual infantil por parte de un adulto o de otro menor.

El equipo está integrado por dos pediatras, dos psicólogas, una psiquiatra y una trabajadora social que gestiona los casos, además de un miembro del personal administrativo. El principal objetivo de los profesionales es ofrecer un abordaje integral a los niños y niñas que se sospecha que han padecido abuso para combatir los daños que esto pueda causar.

Entre los objetivos de la Unidad Funcional de Abusos al Menor se encuentra el diagnóstico y valoración del niño o niña que ha padecido una situación de abuso sexual y el trabajo para la recuperación de los menores abusados. También se actúa para garantizar la protección del menor y tratar las consecuencias físicas y psicológicas del abuso en el niño y en otros miembros de la familia. Dotar de herramientas para prevenir otros abusos (intrafamiliares o de cualquier otro tipo) es también una de las misiones principales de esta unidad. 

El trabajo que se realiza en el Hospital Sant Joan de Déu se orienta a las familias de los niños que se sospecha que han sufrido abuso sexual, tanto en los casos en los que se diagnostica un abuso como en los casos que se descarta. 

Formación y prevención del abuso sexual infantil

La formación también es una piedra angular de la UFAM. Ofrecemos formación en distintos ámbitos: profesorado, padres y madres (AMPAs), adolescentes o niños y niñas. La prevención es el principal objetivo de las sesiones orientadas a escuelas, familias, niños y adolescentes. Las sesiones se adaptan a las necesidades de cada caso. Para recibir más información acerca de la orientación que ofrecemos, podéis contactar con la UFAM mediante el correo electrónico de la Unidad.

También formamos a profesionales (residentes de Pediatría y Psicología, estudiantes de máster o trabajadores sociales) para dotarlos de herramientas en el abordaje del abuso sexual infantil. También hemos participado en el grupo de trabajo del Departament de Salut para actualizar el Protocolo de Salud sobre el Maltrato Infantil y el Abuso Sexual.

La actividad de la UFAM

Menores acogidos
381
durante el año 2016
Procedentes de derivación
66%
de otros servicios de salud
Visitas
302
sucesivas o telemáticas
Pacientes valorados
501
en Pediatría y Psicología
Comparte