Back to top

Acupuntura: especialidades

Técnicas que ofrecemos

Acupuntura

Punción con una o más agujas que se realiza en distintas partes del cuerpo para aliviar dolores y paliar los síntomas de algunas enfermedades. Es la técnica más conocida.

No cubierto por la sanidad pública

Moxibustión

Consiste en utilizar fuentes de calor para estimular puntos del cuerpo localizados por la medicina tradicional china.

No cubierto por la sanidad pública

Electroestimulación

Tratamiento en el que se aplica una pequeña vibración a las agujas para aumentar la intensidad de la terapia.

No cubierto por la sanidad pública

Digitopresión

Técnica que se consiste en presionar puntos específicos localizados por la medicina tradicional china con la yema de los dedos.

No cubierto por la sanidad pública

Masaje Tuina

Se basa en la compresión de los meridianos, los canales de energía estudiados por la acupuntura. Alivia dolores musculares y articulares.

No cubierto por la sanidad pública

Terapia con ventosas

Aplicación de ventosas (generalmente sobre la espalda) sobre las cuales se hace vacío. La aspiración puede aliviar dolores y molestias.

No cubierto por la sanidad pública

Auriculoterapia

Consiste en estimular únicamente puntos del pabellón auricular mediante el uso de esferas magnéticas en parches o microagujas.

No cubierto por la sanidad pública

Acupuntura para niños y adultos

  • Tratamiento del dolor. Puede aliviar las molestias en enfermedades traumatológicas y reumatológicas como lumbalgias, problemas de cervicales o síndrome de túnel carpiano. En ocasiones es eficaz para calmar el dolor de cefaleas o migrañas.
  • Problemas digestivos. Tratamiento de gastritis, acidez, úlceras, estreñimiento, colitis, diarrea y colon irritable.
  • Enfermedades respiratorias. Puede paliar los síntomas del asma, la bronquitis, el catarro común, la rinitis o la sinusitis.
  • Afecciones de la piel. En algunos casos mejora los problemas causados por la dermatitis o el eccema, la psoriasis y el herpes zoster.
  • Estrés, insomnio y ansiedad. Reduce los efectos de estas dolencias en la salud del paciente.
  • Enfermedades crónicas. Puede aliviar el dolor y ser terapia complementaria para combatir los síntomas de algunas patologías.

Salud de la mujer

  • Fertilidad. La medicina tradicional china puede ayudar a lograr un embarazo cuando hay dificultades y tratar ciertos problemas de salud reproductiva.
  • Ginecología y obstetricia. Alteraciones del ciclo menstrual, dismenorrea o dolor en la menstruación, patología ovárica o mamaria y síntomas asociados a la menopausia.
  • Síntomas relacionados con la gestación. Puede reducir las náuseas y vómitos del primer trimestre, los dolores en la zona pélvica o lumbar y la acidez o el insomnio.
  • Giro del bebé que se presenta de nalgas. Se puede aplicar la moxibustión para tratar gestantes que presentan al bebé de nalgas en las últimas semanas del embarazo. El objetivo es intentar corregir la posición del niño antes del parto en los casos que no existe riesgo.
Comparte