Back to top

Cirugía Ambulatoria (UCA): qué nos hace diferentes

La información y la atención personalizada son elementos fundamentales del funcionamiento de la Unidad de Cirugía Ambulatoria del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona. Que los pacientes y sus familias estén tranquilos y conozcan el proceso facilita la cirugía y hace menos traumática la experiencia de los niños.

Os acompañamos durante todo el proceso

El niño es partícipe, junto con sus padres, del tipo de cirugía que se le va a realizar. Explicamos también qué anestesia se le va a administrar para que conozcan los síntomas.

Los padres pueden estar con el niño

Desde el ingreso y la sedación en el quirófano hasta el despertar en el espacio de reanimación, la familia puede acompañar al paciente siguiendo las instrucciones del personal médico y enfermero. Se separa el mínimo posible al niño y su familia para reducir la ansiedad.

Los payasos pueden acceder al quirófano

La distracción es clave para reducir la ansiedad de los pequeños pacientes cuando entran a la sala de operaciones. Los payasos pueden acompañar a los niños al quirófano con uno de sus familiares, y estar con ellos hasta que les anestesian. La risa en este ambiente consigue relajar a los niños y, a su vez, hace que estén menos tensos y el efecto de la anestesia sea más eficaz.

Hacemos seguimiento previo y posterior a la cirugía

Contactamos con la familia en las fases pre y postoperatorias. El equipo médico y de enfermería atiende consultas por teléfono, un apoyo que sirve para resolver dudas y detectar posibles problemas. 

Usamos técnicas combinadas de anestesia

Si el paciente está tranquilo, se muestra colaborador y en determinadas edades puede expresar si prefiere una anestesia total, local o una sedación. Los criterios médicos prevalecen por encima de la elección de la familia, pero si es posible se consensua la técnica en función de la necesidad de cada paciente y de la cirugía a la que va a ser sometido.

Nuestro objetivo es que el niño se despierte sin dolor y sin un mal recuerdo de la sedación. Somos una Unidad de referencia de anestesia inhalatoria, una técnica que ofrece a los niños la posibilidad de inhalar la anestesia fácilmente, mediante una mascarilla, para evitar al menos uno de los temidos pinchazos antes de la cirugía. 

Reducción de la incidencia de las infecciones y las complicaciones

El hecho de evitar el ingreso permite reducir las infecciones hospitalarias, y la tasa de complicaciones postquirúrgicas. Una vez se ha llevado a cabo la intervención, damos pautas a las familias para que puedan administrar medicación por vía oral al paciente y controlar el dolor y evitar posibles infecciones.

Comparte