Back to top

Diagnóstico por la imagen: qué nos hace diferentes

Los profesionales del Servicio de diagnóstico por la imagen del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona tenemos una amplia experiencia en la utilización de técnicas diagnósticas orientadas a los niños. Somos conscientes de la angustia que las pruebas pueden causar en los pequeños, por lo que usamos soporte anestésico y nos adaptamos a la edad y condición de cada paciente.

Protocolos adaptados a los niños y adolescentes

Nos preocupa la seguridad, por ello se trabaja con la mínima dosis de radiación, siempre adaptada a la edad y el peso del paciente, ya sean lactantes, niños o adolescentes. Igualmente intentamos inyectar la mínima dosis de contraste o radiación posible y también la cantidad justa de anestesia (en los casos que se requieren) para el tiempo de realización de la prueba.

Sistemas de medición de la radiación

Somos pioneros en el uso del software de monitorización DoseWatch, que permite medir el volumen de radiación del TAC. Esta medida se adapta a la directiva europea 2013/59 EURATOM para la protección de los riesgos derivados de la exposición a radiaciones ionizantes, de obligado cumplimiento en la Unión Europea a partir del 2018.

Profesionales orientados al paciente pediátrico 

Un equipo formado en hospitales de referencia y altamente especializado trabaja para que nuestros pacientes se sientan cómodos durante las pruebas diagnósticas. El entorno, las máquinas y los procedimientos están pensados para reducir al mínimo el malestar de los niños. La preparación de las pruebas y la información previa minimizan el miedo de los niños y, a la vez, resultan útiles para la familia.

Inmovilización combinada con entretenimiento 

La utilización de aparatos de inmovilización es útil para reducir la dosis de anestesia necesaria.  En las resonancias magnéticas, el uso de gafas especiales en las que se pueden ver vídeos, ha conseguido reducir el volumen de sedación en un 18%. En las salas de ecografía, las pantallas instaladas en el techo también han permitido reducir el tiempo de las pruebas diagnósticas y relajar a los niños.

También utilizamos soporte anestésico como elemento de inmovilización según el paciente y el estudio que deba realizarse. Para que los pacientes estén cómodos, un familiar puede acompañarlos durante la prueba.

Tecnología para mejorar el diagnóstico

Utilizamos la elastografía, una técnica ecográfica que nos permite disponer de información sobre la rigidez de los tejidos y aumentar la precisión en el diagnóstico. Igualmente, somos el único hospital pediátrico de Cataluña que usa exclusivamente la resonancia magnética de 3 Teslas sólo en paciente pediátrico. Esta tecnología nos permite disponer de imágenes de mayor resolución, útiles para reducir el tiempo de la prueba e identificar patologías de forma más precisa.

Comparte