Back to top

El traslado a la Avenida Diagonal

En 1881, el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona se trasladó a unos terrenos ubicados entre la actual Avenida Diagonal y la calle Déu i Mata. En un primer momento, ya atendían 105 pacientes, básicamente niños escrofulosos y raquíticos. Con aportaciones de la sociedad civil de la época, se pudo ir ampliando la superficie del nuevo hospital y el 1908 el centro ya tenía capacidad para atender 250 niños hospitalizados.

También se amplió el abanico de patologías atendidas, incluyendo los problemas dermatológicos, especialmente la tiña, y la ceguera. Posteriormente, se añadieron los tratamientos traumatológicos, con la posibilidad de practicar intervenciones quirúrgicas para el alargamiento de huesos o los trasplantes de inserciones tendinosas y el uso de tendones artificiales e injertos óseos, intervenciones muy avanzadas para la época.

A principios del siglo XX, los hermanos hospitalarios tenían el objetivo de disponer de un sanatorio marítimo para poder ofrecer a los pacientes un complemento que entonces era considerado esencial en el tratamiento de determinadas patologías: la balneoterapia marítima. En 1924 se pudo hacer realidad esta aspiración con la apertura del sanatorio de Calafell. Fue gracias a las donaciones y al dinero que el Ayuntamiento de Barcelona pagó a la Orden por la expropiación forzosa de una parte de la finca del centro de la Diagonal.

En 1929 comenzó la atención ambulatoria, sobre todo para los pacientes con patología traumatológica, aunque también para tratar las tiñas y los problemas odontológicos.

Comparte