Back to top

Trastornos del Sueño: especialidades

Los niños y adolescentes que tratamos tienen dificultades para conciliar o mantener el sueño, así como excesiva somnolencia durante el día. En un tercio de los casos no sólo hay un problema de hábitos y es necesario descartar algunas patologías. Entre los problemas que tratamos habitualmente se encuentran los siguientes.

Trastornos

Apnea obstructiva del sueño (SAHOS)

Es un problema habitual que ocurre cuando la respiración se detiene mientras el niño está dormido. Ocurre porque las vías respiratorias están total o parcialmente obstruidas.

No cubierto por la sanidad pública

Terrores nocturnos y sonambulismo

Son algunas de las parasomnias o alteraciones más comunes. Pueden aparecer en distintas fases del sueño en forma de episodios breves o parciales de despertar.

No cubierto por la sanidad pública

Narcolepsia

La somnolencia diurna excesiva puede ser debida a esta patología rara, también llamada hipersomnia, que causa episodios de sueño involuntario.

No cubierto por la sanidad pública

Piernas inquietas

Movimientos espontáneos e incontrolables de las piernas durante el reposo o justo antes de dormir. Afecta a la calidad del sueño.

No cubierto por la sanidad pública

Movimientos rítmicos durante el sueño

Movimientos involuntarios en todo el cuerpo que afectan al paciente hasta que consigue dormirse. La persistencia del problema puede hacer necesario el tratamiento.

No cubierto por la sanidad pública

Enfermedades crónicas

Pueden causar alteraciones del sueño la alergia, el asma, la diabetes, el reflujo gastroesofágico, las crisis epilépticas, el cáncer o las patologías de origen neurológico.

No cubierto por la sanidad pública

Pruebas diagnósticas

Cuando lo consideramos necesario para confirmar o descartar alteraciones o patologías realizamos alguna de las siguientes pruebas: 

Test de latencias múltiples

Se realiza cuando hay somnolencia excesiva durante el día. Consiste en realizar varios registros del sueño a intervalos 2 horas, siempre al día siguiente de realizarse una polisomnografía nocturna.

No cubierto por la sanidad pública

Polisomnografía nocturna

Es el registro de una noche de sueño. Se evalúan diversas variables fisiológicas del paciente durante las etapas del sueño como los movimientos oculares, la respiración, la actividad eléctrica del cerebro, etc.

No cubierto por la sanidad pública

Actigrafía

Estudio indirecto de la estructura del sueño mediante la actividad física y los movimientos del paciente. Se coloca un dispositivo en forma de reloj durante varios días para realizar la medición. Es una prueba inocua.

No cubierto por la sanidad pública

Comparte