Back to top

Unidad de 3D

La Unidad de 3D consolida la planificación y simulación de cirugías complejas y ofrece servicio a todas las especialidades pediátricas

El año 2013, el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona planificó por primera vez una intervención de cirugía oncológica compleja con impresión tridimensional para un paciente pediátrico. Desde entonces, el número de especialidades quirúrgicas que utilizan esta tecnología para planificar o guiar la intervención se ha multiplicado. Actualmente, más de 6 especialidades de cirugía del centro utilizan este tipo de técnicas para tratar a nuestros pacientes.

Modelo mixto y estudio interdisciplinar de los casos

Los profesionales especializados en planificación e impresión 3D funcionan bajo un modelo de trabajo mixto, con una unidad propia ubicada en el mismo Hospital en la que se realiza simulación virtual e impresiones. Contamos, además, con un equipo externo de profesionales y proveedores que colaboran en los casos más complejos. Este modelo permite un servicio más eficiente y eficaz a los profesionales del centro.

El equipo, transversal y multidisciplinar, está coordinado por el Departamento de Innovación y formado por expertos en ingeniería, miembros del Servicio de Diagnóstico por la Imagen, Cirugía, finanzas y el equipo del Programa Darwin de Simulación Avanzada. Los miembros de la unidad realizan un estudio de cada caso y evalúan las posibilidades y beneficios clínicos de aplicar técnicas de 3D al paciente. 

 

Aplicaciones clínicas de la tecnología 3D

Planificación quirúrgica virtual

La planificación de las cirugías permite simular y testear el abordaje quirúrgico, que se personaliza y adapta al caso de cada paciente. Todo ello permite lograr mejores resultados y reducir el tiempo de intervención.

No cubierto por la sanidad pública

Guías de corte y posicionamiento

En Cirugía Maxilofacial u Ortopedia y Traumatología se pueden diseñar piezas a medida para guiar los cortes y movimientos que se planifican para la intervención. Esto permite aumentar la precisión de las operaciones, mejorando tiempo y resultados.

No cubierto por la sanidad pública

Impresión de modelos anatómicos

Modelado 3D a tamaño real de tumores, órganos o huesos para su uso en entrenamiento médico e investigación. Las piezas pueden ser utilizadas por los cirujanos para preparar cirugía y para explicar a pacientes y familias la patología e intervención.

No cubierto por la sanidad pública

Prototipos de prótesis y ortesis

La fabricación en tres dimensiones permite prótesis para ofrecer soluciones a niños con problemas de movilidad y amputaciones. Las ortesis se suelen usar para la rehabilitación y corrección musculoesquelética.

No cubierto por la sanidad pública

Docencia y simulación

Los modelos en 3D se aplican actualmente ya en el departamento de Docencia del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona para la simulación de casos de malformación traqueal o de cirugía maxilofacial.

No cubierto por la sanidad pública

Ventajas de la planificación e impresión 3D

Seguridad

Reducción del tiempo de anestesia e isquemia y reducción de las complicaciones gracias a la simulación y práctica previa de las cirugías. Los ensayos de intervención permiten un grado de precisión muy elevada y la previsión de posibles dificultades en quirófano. El equipo de Cirugía Maxilofacial ha tratado más de 30 deformaciones faciales planificadas con tecnología 3D; el de Cirugía Oncológica ha abordado 6 casos de neuroblastoma y el de Traumatología y Ortopedia ha podido reconstruir la pelvis a una paciente con sarcoma de Ewing.

Eficiencia y eficacia

La planificación reduce el tiempo de intervención quirúrgica, lo que permite una recuperación más rápida del paciente y también una reducción de recursos y costes. En casos como la cirugía de cadera con implante de hueso autólogo de peroné el tiempo quirúrgico se reduce hasta un 40%. Se ha demostrado la reducción del tiempo necesario para las intervenciones también en la cirugía maxilofacial y la oncológica.

Resultados y calidad

Precisión y mejora de resultados

La precisión en el abordaje permite obtener el resultado planificado en la práctica totalidad de los casos y reducir la tasa de reintervención de los pacientes. 

Mejora de la experiencia

Para los pacientes y familias, esta tecnología ayuda a comprender mejor el procedimiento quirúrgico para tratar la enfermedad.  

Facilita el aprendizaje clínico

Aplicación en la formación a médicos residentes. Práctica en técnicas de distracción mandibular, en las que el 3D ayuda a protocolizar la intervención.

Las cifras de la Unidad 3D

Cirugías planificadas con 3D
46
durante 2017
Cirugías ortognáticas
30
del total
Reducción de hasta
40%
del tiempo quirúrgico en algunos casos
Comparte