Back to top

Anestesiología: qué nos hace diferentes

Atendemos los temores del niño y la familia

En el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona tratamos a familias, no a pacientes. Somos pioneros en el uso de técnicas para mitigar temores e incertidumbres del niño y su familia ante una intervención quirúrgica, con el objetivo de evitar los trastornos severos que puede suponer una mala gestión de sus miedos.

La angustia y el miedo pueden incluso incidir de forma negativa en la recuperación del paciente. Por eso, trabajamos en la colaboración con los padres como elemento fundamental para poder disminuir el temor y la ansiedad, y aminorar también el malestar y el dolor de los niños.

  • La información es el mejor ansiolítico. El paciente y la familia realizan una visita con el anestesiólogo para disipar todas las dudas antes de una intervención. Ponernos en la piel del niño y de su familia es una parte esencial de nuestro trabajo.
  • Ofrecemos a los padres la posibilidad de entrar en el área quirúrgica para que puedan acompañar a su hijo mientras se duerme.
  • Fuimos los primeros de toda España en introducir payasos en el quirófano preparados para entretener a los niños y mitigar su ansiedad ante una intervención.
  • Contamos con una Child Life, una enfermera y psicóloga que trabaja con el niño y la familia todos sus miedos antes de entrar a quirófano.
  • Para trabajar en torno a la ansiedad y los temores, también hemos elaborado materiales educativos, como un cuento ilustrado por Xavier Mariscal.

Somos expertos en analgesia personalizada

  • Proporcionamos analgesia personalizada durante y después de la cirugía. Somos expertos en la adecuación de la anestesia a las particularidades de cada paciente y su enfermedad.
  • Somos pioneros en la utilización de técnicas de tratamiento del dolor especiales para procesos sin ingresos en diferentes especialidades: cirugía oncológica, anestesia traumatológica, enfermedades raras, cardiopatías y malformaciones congénitas, entre otras.
  • Somos expertos en la realización de técnicas de sedación fuera del área quirúrgica, utilizadas para proporcionar confort físico y emocional al niño y permitir al profesional realizar la prueba con la máxima seguridad. Estas técnicas se utilizan para realizar pruebas diagnósticas que en adultos se realizarían sin sedación, pero requieren anestesia en niños, por ejemplo: pruebas radiológicas, resonancias magnéticas, cateterismo cardíaco, pruebas oftalmológicas, rehabilitación o biopsias.
Comparte