Back to top

Cuidados Intensivos Pediátricos / Área de Críticos: motivos de ingreso

Los niños que requieren ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos son aquellos que presentan las situaciones más graves. Entre los casos más habituales que tratamos se encuentran los siguientes:

  • Pacientes que desarrollan una enfermedad grave como por ejemplo la meningitis, meningoencefalitis o miocarditis.
  • Pacientes oncológicos complejos.
  • Pacientes con traumatismos graves.
  • Asistencia en el postoperatorio de cirugías muy complejas como por ejemplo la resección de tumores o la corrección de anomalías congénitas, como pueden ser las malformaciones cardíacas.  Asistencia también a pacientes de trasplante renal y médula ósea.
  • Enfermedades que habitualmente no requieren atención en cuidados intensivos pero que, en su evolución, se agravan y hacen necesaria la vigilancia y el tratamiento en la Unidad. Es el caso de las neumonías o las infecciones víricas (por ejemplo, la gripe o la bronquiolitis). Las complicaciones pueden presentarse en niños sin ninguna enfermedad de base, pero se dan con más frecuencia en aquellos que tienen cardiopatías, neumopatías, enfermedades oncológicas u otro tipo de problemas.
  • Niños que padecen enfermedades crónicas y que pueden encontrarse en situaciones graves. Es el caso de los pacientes con diabetes que sufren descompensaciones agudas.
  • Casos de sepsis, una infección generalizada que afecta de manera grave a los niños y que puede poner en riesgo su vida. Si se diagnostica esta enfermedad, que atendemos con frecuencia en la UCIP, la prescripción de un tratamiento antibiótico precoz y el ingreso en la Unidad mejoran claramente las perspectivas de supervivencia.
Comparte