Back to top

Cuidados Intensivos Pediátricos / Área de Críticos: qué nos hace diferentes

El Hospital Sant Joan de Déu Barcelona abrió el año 1973 una de las primeras unidades de cuidados intensivos del Estado español y dispone de una amplia experiencia en este campo. Todo el personal implicado en la atención al niño en una situación crítica tiene un alto grado de especialización. Los miembros de la Unidad pertenecen a la Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos (SECIP) y a la European Society of Paediatric and Neonatal Intensive Care (ESPNIC). 

Atención adaptada a todas las situaciones 

La Unidad utiliza las técnicas de soporte vital necesarias para manejar las situaciones más complejas, entre las que destacan las siguientes:

  • Helipuerto. Esta instalación permite dar una respuesta rápida a situaciones que requieren un traslado inmediato desde zonas aisladas de nuestra Unidad.
  • En nuestro centro está ubicada una base del Sistema d’Emèrgencies Mèdiques de Catalunya (SEM) dedicada al transporte medicalizado del niño en estado crítico. La base se coordina con otros centros que no disponen de unidades de cuidados intensivos y necesitan trasladar a un paciente. Durante el transporte se la atención y los tratamientos necesarios a los niños en situación de gravedad. Los profesionales de esta área están integrados en nuestra Unidad.
  • Ventilación mecánica no invasiva. Se utiliza como soporte para niños con insuficiencia respiratoria sin necesidad de intubación. Es menos agresiva, no requiere sedación (o bien ésta es escasa), reduce el riesgo de infecciones (sobre todo de neumonía) y, en algunas situaciones, incluso permite la alimentación oral. La Unidad colabora con el programa de ventilación domiciliaria del Hospital en conjunción con los equipos de Pediatría y Neumología.
  • ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea). El año 2000 fuimos el primer hospital de España que introdujo el uso de esta técnica en niños por encima de la edad neonatal, como soporte a pacientes con problemas hemodinámicos o respiratorios muy graves. Todo el personal de la Unidad está familiarizado con esta técnica compleja que se aplica sólo en los casos necesarios.
  • Sistemas de monitorización compleja. Permiten controlar continuamente al niño enfermo y detectar precozmente cualquier alteración que pueda ser tratada.
  • Técnicas de laboratorio avanzadas. Facilitan la detección rápida de complicaciones que pueden requerir cambios de tratamiento como, por ejemplo, los que se realizan en pacientes oncológicos que padecen infecciones como consecuencia de su inmunodepresión.

Modelo de atención integral

Nos centramos en el cuidado integral del niño y su familia en situaciones en las que la sobrecarga emocional puede ser importante. Ofrecemos los siguientes servicios:

  • La Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos está abierta a los padres las 24 horas del día. El objetivo es que la estancia del niño y su familia sea lo más confortable posible. Para ello, se facilita la presencia de los padres durante todo el día, en el momento que la familia quiera.
  • Apoyo emocional. Todos nuestros profesionales están formados para dar respuesta a las necesidades que surgen en situaciones de gravedad. Disponemos de un equipo de psiquiatras y psicólogos capacitado para el manejo de las situaciones complejas que se generan en los cuidados intensivos.
  • Trabajo social. Un miembro de esta Unidad también forma parte de nuestro equipo. Su función es ofrecer ayuda a aquellas familias que lo requieran.
  • Servicio de atención espiritual. Se integra en nuestro equipo para dar soporte a aquellas personas que puedan necesitarlo.
Comparte