Back to top

Trastornos del Movimiento

Ofrecemos un diagnóstico y tratamiento de los trastornos del movimiento apoyándonos en la investigación para mejorar la asistencia.

La Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona es referente estatal en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de este grupo de enfermedades pediátricas. Trabajamos con el objetivo de mejorar la asistencia ofreciendo un diagnóstico rápido, evaluaciones clínicas y terapéuticas adaptadas al paciente e implantación de terapias complejas.

Colaboramos estrechamente con el Hospital Clínic de Barcelona, con el que formamos la Unidad Integrada de Trastornos del Movimiento, que garantiza la continuidad en la atención médica de nuestros pacientes durante la edad adulta.

Esta Unidad vinculada al Servicio de Neurología, tiene una acreditación CSUR del Ministerio de Sanidad como centro de referencia nacional para estas patologías, y también forma parte de la red europea ERN-RND (Rare Neurological Diseases). 

La atención que ofrecemos a los pacientes y sus familias requiere la coordinación de especialistas de Psiquiatría, Psicología, Neurocirugía, Fisioterapia, Rehabilitación, Traumatología o Nutrición, entre otros.

El diagnóstico de los trastornos del movimiento en niños y adolescentes a menudo requiere diversos exámenes médicos y pruebas complementarias, entre las cuales hay estudios de imagen (resonancia magnética cerebral), estudios bioquímicos y genéticos. Por ello, nuestra unidad se apoya en los departamentos de Genética, Bioquímica Clínica y Neuroradiología. El Instituto Pediátrico de Enfermedades Raras (IPER) también colabora con nosotros, y ofrece consejo genético a las familias.

Qué son los trastornos del movimiento

Se trata de patologías que pueden manifestarse desde los primeros años de vida y son debidas a numerosas y complejas causas. En general, los movimientos anormales tienen como causa común una disfunción de los ganglios basales, estructuras del sistema nervioso central responsables de la coordinación del movimiento. Cualquier patología que origine una alteración en estas estructuras neuronales provoca la aparición de movimientos anormales como tics, temblores, distonías, coreas, mioclonías y parkinsonismo, entre otros.

Las patologías que originan el trastorno de movimiento pueden ser debidas, según cada caso, a errores en el metabolismo, procesos autoinmunes, enfermedades neurodegenerativas y neurogenéticas, entre otros problemas.

La detección y el tratamiento tempranos pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes, especialmente de los más pequeños. Actualmente, muchas de estas alteraciones no tienen tratamiento curativo, pero existen terapias que pueden reducir o paliar los síntomas. Es el caso de la neuromodulación, también denominada estimulación cerebral profunda o estimulación palidal, una técnica de neurocirugía funcional que aplicamos para tratar algunos trastornos como el Parkinson, el mioclonus o las distonías primarias.

Pacientes atendidos al año

Nos visitan más de
700
pacientes de media cada año
De los cuales
200
pacientes con casos de distonías
Anualmente
200
casos de tics y Síndrome de Tourette
"La distonía mioclónica limitaba todas mis actividades, pero ahora puedo imaginar un futuro".
Aina Padilla, paciente de la Unidad de Trastornos del Movimiento
Comparte