Back to top

Sant Joan de Déu investiga por qué los niños están más protegidos ante la COVID-19

El Hospital lanza la campaña #ElsInfantsSónClau para reclutar para el estudio 500 familias con niños en las que al menos un adulto haya dado positivo.

Técnico de laboratorio trabajando durante el coronavirus en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona
Uno de los profesionales del laboratorio de investigación del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Sala_premsa/Noticias/2020/laboratori-hospital-sant-joan-de-deu-investigacio-covid19.jpg

El coronavirus SARS-CoV-2 que está causando miles de muertes en el mundo está teniendo, sorprendentemente, una incidencia especialmente baja en la población infantil, aunque este es tradicionalmente uno de los colectivos con más riesgo de sufrir graves enfermedades respiratorias.

En China, donde se inició la pandemia, sólo el 2% de las personas que enfermaron por COVID-19 eran menores de 19 años. En Cataluña, y también en el resto del Estado, la incidencia es aún más baja, de un 1%. De los 24.707 casos que se han contabilizado en Cataluña hasta el martes 7 de abril, sólo 242 son niños y jóvenes de entre 0 y 19 años. Los niños sufren menos el síndrome de insuficiencia respiratoria coronavirus SARS-CoV-2 pero, además, cuando lo hacen presentan una sintomatología más leve. En España, sólo un 0,6% de los niños afectados han tenido que ser hospitalizados hasta la fecha y no ha habido que lamentar ninguna muerte.

Los datos también son bajos en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, que durante la pandemia está concentrando una parte importante de la atención a pacientes pediátricos y embarazadas de Cataluña y recibiendo pacientes derivados de 25 hospitales para que estos centros puedan centrar sus esfuerzos en la atención a los adultos. Desde el 7 de marzo, en el centro se han llevado a cabo 407 PCR niños por sospecha de coronavirus y sólo 18 han dado positivos. Dieciséis de estos niños tuvieron que ser ingresados ​​pero todos han evolucionado o evolucionan favorablemente.

Plataforma de investigación

En este contexto, el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha puesto en marcha la plataforma Kids Corona con el objetivo de impulsar estudios de investigación que permitan averiguar por qué los niños están más protegidos frente a este virus que el resto de la población. El objetivo final es descubrir cuáles son los factores que los protegen y encontrar un tratamiento que permita extender a la población adulta la protección natural que tienen los niños ante la COVID-19. Los investigadores creen que los niños son la clave para vencer esta pandemia.

Actualmente se desconoce el papel que desempeña la población infantil en la transmisión de la enfermedad. Los estudios de investigación que se llevarán a cabo en Sant Joan de Déu pretenden aclarar este aspecto y dar respuesta a preguntas que en la actualidad preocupan a la sociedad: Son los niños transmisores del coronavirus a la población? La plataforma también abordará la infección en las embarazadas para investigar cómo se produce y cuáles son los factores que la favorecen o frenan.

Líneas de investigación

Se llevarán a cabo varios estudios para conocer por qué parece que los niños no se infectan, por qué algunos de los niños que enferman presentan sintomatología leve y otros más grave y cómo afecta la COVID-19 a las embarazadas y al feto.

Kids Corona trabajará sobre cuatro líneas de investigación:

Línea de investigación microbiológica. Los investigadores han observado que la mayoría de los niños que han tenido que atender en el Hospital por COVID-19 son recién nacidos o tienen más de 6 años. En los niños de entre 1 y 5 años la enfermedad es casi inexistente. Esto les hace pensar que la protección de los niños frente al coronavirus puede estar relacionada con la microbiota nasofaríngea, es decir, con los microorganismos que viven en la nasofaringe y, en concreto, con alguna especie bacteriana. Los niños tienen una microbiota muy rica y diversa en especies bacterianas que se va perdiendo con la edad.

Los investigadores quieren llevar a cabo un estudio que permita analizar la microbiota de los niños y compararla con la de adultos buscando algún elemento que esté presente en los primeros pero no en los segundos y que pueda actuar como protector frente al virus. También analizarán la microbiota de los niños atendidos por COVID-19 para compararla con la de los niños atendidos por otras infecciones respiratorias.

Línea de investigación clínica. Los niños sufren una forma de enfermedad por el nuevo coronavirus más leve que los adultos. Incluso en los niños con teóricos factores de riesgo como inmunosupresión o enfermedades crónicas, la COVID-19 no se comporta a menudo de forma especialmente grave. Tampoco se conoce de forma definitiva el alcance real de la infección en pacientes pediátricos, dado que las pruebas para diagnosticar la enfermedad se han hecho en pacientes que cumplían determinados criterios de ingreso y no existen a fecha de hoy estudios poblacionales en nuestro medio.

Los investigadores de esta línea quieren estudiar la evolución clínica y microbiológica de la COVID-19 en los niños diagnosticados y comparar las características clínicas entre los pacientes que requieren ingreso hospitalario por su gravedad con las de aquellos que pueden ser tratados de forma ambulatoria. El estudio de todas estas variables permitirá caracterizar de forma más precisa el comportamiento de la COVID-19 a la edad pediátrica y podrá aportar pistas sobre las medidas más adecuadas a tomar una vez se puedan relajar las medidas de distanciamiento social sin poner en riesgo a la población más vulnerable.

Línea de investigación de respuesta inflamatoria. Esta línea estudiará si algunos biomarcadores pueden favorecer la protección del organismo frente al coronavirus. En concreto, estudiarán una enzima llamada convertidora de la angiotensina o ACE2, que es un receptor directamente implicado en la entrada del virus a la célula para su replicación. Los investigadores creen que en los niños la parte soluble de esta enzima podría ser más elevada y dificultaría la entrada del virus. Es una vía que ya se ha estudiado en otras enfermedades provocadas por coronavirus, como el MERS y el SARS, que si se confirmara podría tener implicaciones terapéuticas directas porque permitiría diseñar fármacos para combatir la COVID-19.

Por otro lado, los investigadores analizarán si la respuesta inmunológica de los niños frente al virus es diferente a la de los adultos. La COVID-19 genera una respuesta inflamatoria local y sistemática muy importante que afecta a todos los órganos, fundamentalmente al pulmón. En colaboración con el Hospital Clínic, los investigadores de Sant Joan de Déu estudiarán la respuesta inmunitaria inicial al virus y la evolución o grado de inflamación posterior en niños y adultos.

Línea de investigación materno-fetal. Los investigadores de esta línea –que se hará en el marco de BCNatal conjuntamente con el Hospital Clínic y que contará con casos del Hospital de Sant Pau– analizarán cuáles son los factores que determinan el riesgo de COVID-19 en una embarazada, y en caso de tener la infección de que ésta se presente de manera asintomática. Se estudiarán diversos factores y se aportarán datos a los grupos pediátricos para que puedan hacer el seguimiento de sus niños. Una de las metodologías principales de la investigación será el estudio de la microbiota, que el grupo de investigación maternofetal estudia en muchas otras condiciones y que podría tener un papel muy determinante en la protección de las embarazadas frente al COVID-19 y en la transmisión a su hijo. Se utilizarán también plataformas de investigación existentes para correlacionar los patrones de nutrición, la microbiota y el patrón de la infección en las embarazadas.

Este conocimiento será muy relevante para aportar información muy necesaria para las gestantes, considerando el gran desconocimiento aún de la enfermedad la vulnerabilidad de este grupo. Además, se espera aportar claves para entender el contagio a los niños que pueden ser muy relevantes para otras investigaciones que se harán en niños.

Llamamiento a las familias para que participen en el estudio

El Hospital ha lanzado la campaña #ElsInfantsSónClau para reclutar la muestra de 500 familias que se necesitan para llevar a cabo los trabajos de investigación. Piden la participación de unidades familiares con niños y niñas menores de 15 años en las que al menos un adulto haya dado positivo en el test de la COVID-19. 

Las familias interesadas en participar en el estudio únicamente tienen que entrar en esta página web y rellenar un formulario. Profesionales del hospital contactarán con ellos los próximos días y se desplazarán a los domicilios para realizar las pruebas correspondientes. También pueden resolver dudas llamando al teléfono 93 112 22 33 en horario de 9 a 17 horas.

Las personas que quieran participar de otro modo, bien sea porque no tienen hijos, no conviven con niños o viven en familia pero ningún miembro ha dado positivo en el test de la COVID-19, pueden sumarse a la campaña de donaciones mediante este enlace para financiar esta investigación. 

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
Sant Joan de Déu investiga por qué los niños están más protegidos ante la COVID-19