Back to top

Cómo preservamos la seguridad de nuestros pacientes durante el coronavirus

Infórmate sobre las numerosas medidas de higiene y seguridad adoptadas durante la pandemia en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

La puesta en marcha de medidas de protección, higiene y seguridad eficaces ha sido una prioridad para el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona desde el inicio de la pandemia de la COVID-19. La base de estas medidas de seguridad son el cribado de pacientes y profesionales, el seguimiento y control de los posibles casos positivos y la aplicación de medidas de seguridad en los procedimientos y la atención médica. También se han creado espacios seguros y se han reducido y redistribuido los flujos de visitantes.  

Además de estas medidas generales, se han implantado cambios en muchos departamentos que suponen una actualización y formación constante de los profesionales, así como la coordinación permanente y sin descanso de los equipos. A continuación, detallamos los elementos que hacen de nuestro centro un hospital seguro.

Atención telefónica en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.
Una enfermera del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona realiza un seguimiento telefónico a uno de sus pacientes.

Consultas a distancia

El objetivo es atender presencialmente solo a aquellos pacientes en los que sea imprescindible. Por ello se han potenciado las consultas online y telefónicas, asegurando siempre una atención adecuada según cada caso. Esto permite evitar desplazamientos a las familias cuando no se requiere una atención presencial y también hace que su atención sea más segura. Para ello se ha mejorado el Portal del Paciente, que ha aumentado notablemente la actividad y durante los meses de mayo y junio recibió más de 32.000 visitas de familias para realizar todo tipo de consultas y gestiones.

Atención telefónica 

La atención a distancia sirve también para orientar a las familias que tienen dudas sobre si deben acudir al servicio de Urgencias. Un equipo médico y de enfermería analiza la situación del paciente e indica si el niño o niña puede ser atendido en casa por los adultos de referencia o si es conveniente que sea visto por un médico de forma urgente. Los porcentajes de las visitas presenciales y telemáticas varían según las necesidades de cada caso y las necesidades de seguridad del centro, siempre dando prioridad a la atención adecuada de las personas que más la necesitan.

Cribado de pacientes y zonas segregadas

¿Hay que hacerse alguna prueba antes de visitar el hospital?

El Hospital contacta con los pacientes que deben acudir al centro para conocer su estado de salud y saber si han estado en contacto con posibles casos de COVID-19. Si el niño y su acompañante tienen que ir al Hospital para una consulta o un procedimiento, cirugía, o parto en el caso de las gestantes, se realiza un cribado u otro según el tipo de prueba, visita o estancia que realizarán.

¿Por qué hay casos en los que se hacen pruebas y otros en los que no?

El objetivo es detectar posibles casos positivos de forma lo más precoz posible para evitar que lleguen al Hospital y atenderlos, siempre que se pueda, en su domicilio y, cuando el paciente requiera ingreso, en zonas segregadas y seguras para pacientes con coronavirus.

¿Los profesionales del Hospital también se someten a controles?

Sí. Se realizan cribados periódicos a todo el personal del Hospital, tanto a los equipos médicos y de enfermería como a los administrativos, de mantenimiento o voluntarios, entre otros. Estos controles también son distintos según si los profesionales están más o menos expuestos al virus SARS-CoV-2. A los colectivos que están en primera línea se les realizan PCR rutinarias con mayor frecuencia. Si algún profesional resulta positivo, se le aísla en casa y no se reincorpora a su lugar de trabajo hasta dar negativo en todos los controles.

¿En caso de urgencia o de parto espontáneo, no puedo venir al Hospital sin el control previo?

El cribado de pacientes permite realizar una detección precoz y disponer de espacios seguros. Sin embargo, en ocasiones los pacientes llegan sin que haya habido tiempo de pasar las pruebas previas. Este puede ser el caso de una urgencia que se debe atender de forma muy rápida o de un parto que se desencadena de forma espontánea. Por prevención, en estos casos se procede como si los pacientes tuviesen la COVID-19, y se les atiende siguiendo los protocolos establecidos.

¿Cómo actúa el Hospital si detecta algún caso positivo de COVID-19?

Cuando el cribado detecta algún caso positivo, siempre que es posible se manda al niño y a su acompañante a casa, donde se les recomienda seguir el período de aislamiento y se les realiza un seguimiento telefónico. En algunos casos, puede ser aconsejable la hospitalización en el domicilio, práctica que se ha consolidado durante la pandemia.

La otra opción, si se requiere tratamiento hospitalario, es el ingreso en alguna de las zonas segregadas para casos de coronavirus. En este caso, las habitaciones son individuales y se siguen todas las medidas de prevención establecidas.

¿Por qué solo puede haber un acompañante por paciente?

Durante la estancia de los pacientes en el Hospital, únicamente los puede acompañar una persona, tanto si se trata de una consulta puntual como de una prueba diagnóstica, una intervención quirúrgica o un ingreso. Esta medida es imprescindible para reducir el flujo de personas y minimizar los riesgos en el entorno hospitalario. Las personas que estén con un menor ingresado pueden consultar con los equipos que les atienden qué opciones de acompañamiento tienen para poder sobrellevar la estancia de la mejor forma posible.

¿Los espacios del Hospital son seguros?

Nuestro centro vela para que los espacios sean lo más seguros posible, algo que ha obligado a cambiar el paisaje habitual y a incluir o eliminar algunos elementos del lugar. En los accesos se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico, se han puesto mamparas en las ventanillas de atención y se han reorganizado los espacios para mantener las distancias adecuadamente con nuevas señalizaciones y distribuciones, por ejemplo en las áreas de consultas externas o en la cafetería que da servicio a los visitantes. El cambio es particularmente visible en las salas de espera, donde se han señalizado las sillas y también se han retirado, por seguridad, juegos y otros elementos de distracción para los pequeños.

EPIs, protocolos actualizados y formación constante

La disponibilidad de material se comprueba a diario para cubrir posibles necesidades de herramientas y equipos de protección individual (EPI). Para asegurar el uso adecuado de los mismos, se realizan formaciones y actualización de protocolos para los profesionales. La formación no únicamente la realizan los profesionales sanitarios: equipos de limpieza, mantenimiento y otras áreas también han recibido instrucciones para preservar la seguridad del centro. Más de 1.300 personas han sido instruidas para aplicar correctamente las medidas de prevención en sus áreas de trabajo.

Limpieza, desinfección y ventilación

Higiene de los espacios

La limpieza se realiza con frecuencia y de forma intensiva. En las habitaciones, boxes o lugares que han acogido pacientes positivos o sospechosos de COVID-19 se realiza una doble limpieza horizontal, vertical y del techo con productos bactericidas.

No cubierto por la sanidad pública

Desinfección de punto terminal

Cuando los casos lo requieren (según la situación del paciente, su carga viral, etc.), se puede realizar una desinfección de punto terminal mediante nebulización de productos químicos, en este caso, peróxido de hidrógeno.

No cubierto por la sanidad pública

Asepsia mediante luz ultraviolenta

El Hospital Sant Joan de Déu también dispone de un sistema antiséptico de luz ultravioleta que se puede usar en zonas de riesgo de forma profiláctica o preventiva. Este sistema se utiliza, por ejemplo, en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

No cubierto por la sanidad pública

Instalación de filtros HEPA

En las zonas COVID-19 se han instalado filtros HEPA portátiles con una eficacia del 99%, que proporcionan un aire limpio y seguro. Los equipos de ingeniería y mantenimiento han adecuado los sistemas de climatización y ventilación del Hospital.

No cubierto por la sanidad pública

Tratamiento específico de residuos

Tratar adecuadamente los restos tras atender a los pacientes es importante. Los equipos de limpieza y mantenimiento trabajan con bolsas y bidones homologados de riesgo biológico que se almacenan en el exterior y se desechan de forma controlada.

No cubierto por la sanidad pública

Seguridad laboral

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales trabaja en el cribado periódico de profesionales, para ofrecer equipos de protección individual a todos los profesionales que lo requieren y garantizar la seguridad de los espacios de trabajo.

No cubierto por la sanidad pública

Información e investigación para combatir el virus

El Hospital Sant Joan de Déu ha reforzado la comunicación con los pacientes y sus familias mediante herramientas digitales, SMS, llamadas telefónicas u otras vías para que tengan información antes de su llegada y se sientan seguros en caso de visita. La investigación es, en la actualidad, la principal herramienta para combatir el virus. Para ello se ha puesto en marcha la plataforma Kids Corona, cuyos resultados se comparten con toda la comunidad científica para avanzar en la lucha contra el coronavirus. El estudio tiene como objetivo obtener información sobre cómo el virus se transmite en niños, embarazadas y bebés, cómo se manifiesta en nuestros pacientes y cómo se comporta en diversos entornos. 

La tecnología, al servicio del hospital seguro

Para minimizar el número de personas que coinciden en los espacios cerrados y lograr la máxima puntualidad y eficiencia posible, el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha puesto en marcha varios sistemas. Entre los más destacables se encuentra una herramienta que, mediante el análisis de datos, permite tener información sobre las consultas externas y realizar una previsión del número de personas que van a visitarlas. El objetivo es saber, antes de que el paciente llegue, cuál va a ser el aforo de las salas de espera para anticiparse y evitar la concentración de personas.

Por la ubicación geográfica del Hospital Sant Joan de Déu y para no llegar tarde, es habitual que muchas familias lleguen antes de la hora de la visita y pasen el tiempo de espera en las instalaciones. La puntualidad es importante para el buen funcionamiento de las visitas, pero en estos momentos se quiere evitar que se concentren personas esperando en un mismo espacio antes de tiempo. Para ello se ha desarrollado un sistema de avisos para la app del Hospital, para que la familia reciba una notificación en su teléfono que le indicará cuándo debe ir a la consulta. La aplicación Hospital SJD está disponible para los sistema iOS y Android.

Mantenemos la hospitalidad tras la mascarilla

Además de la seguridad, nuestro gran objetivo es que el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona mantenga la hospitalidad en la atención clínica y humana a nuestros pacientes y sus familias. Con las mascarillas y el distanciamento en ocasiones no es fácil, pero nuestra esencia no se ha perdido.
Esther Álvarez, Jefa de Admisiones del Hospital Sant Joan de Déu
Actividades lúdicas, como por ejemplo los payasos de hospital o la terapia asistida con perros (ahora dirigida por el paciente pero sin contacto), se han adaptado para que niños y niñas sigan encontrando un hospital amable y acogedor. La seguridad es compatible con una buena experiencia del paciente.
Esther Álvarez, Jefa de Admisiones del Hospital Sant Joan de Déu
Comparte