Back to top

Cardiología y cardiocirugía: qué nos hace diferentes

Nuestra experiencia y nuestra eficacia

  • Tratamos a más de 8.000 niños con trastornos del corazón al año (es decir, una media de 32 pacientes cada día).
  • El Área del corazón del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona es una de las unidades de Europa con una mortalidad quirúrgica más baja y un menor índice de reintervenciones. Cada año realizamos con éxito 600 intervenciones quirúrgicas. La tasa de supervivencia de nuestros pacientes de cirugía cardíaca es de un 98,8%. Menos del 1% deben ser reintervenidos en postoperatorio inmediato por complicaciones. 
  • Contamos con los mejores expertos en cirugía fetal y neonatos. El corazón, las arterias y los vasos sanguíneos del neonato son extremadamente frágiles. Nuestros expertos cirujanos han operado con éxito a la niña más pequeña de España de cardiopatía, con 1600 miligramos. 

Nuestra atención multidisciplinar, centrada en el paciente y personalizada

  • Nuestro equipo multidisciplinar está integrado por cardiólogos, cirujanos cardiovasculares, anestesiólogos, intensivistas pediátricos y neonatales, perfusionistas, enfermeras, psicólogos, fisioterapeutas y nutricionistas.
  • Nuestros cirujanos aplican en cada caso la técnica más adecuada, procurando siempre que sea la menos invasiva y garantizar un mejor postoperatorio.
  • Trabajamos para ofrecer el mejor ingreso hospitalario cuando una cardiopatía congénita requiere cirugía. Tras la intervención, nuestros pacientes ingresados se recuperan en unos 7-8 días, la mitad de tiempo que la media de otros hospitales pediátricos españoles.

El reconocimiento de nuestra excelencia

  • Somos centro de referencia nacional, reconocido como CSUR por el Ministerio de Sanidad, en las áreas de Arritmología y Electrofisiología pediátrica, Cardiocirugía infantil y atención a la cardiopatía congénita del niño y del neonato.
  • Somos el único centro pediátrico de toda España donde se practican algunas intervenciones de cardiocirugía, como la técnica de Nikaidoh o la de Rastelli para tratar la transposición de grandes arterias, o el doble Switch.
Comparte