Back to top

El patrón de sueño-vigilia podría ser un marcador clínico en niños con TDAH y TEA

El Hospital y el Institut de Recerca Sant Joan de Déu ponen en marcha el proyecto iCASE para analizar los patrones de los ritmos circadianos de estos niños.

20 Mayo 2021
Niña pequeña durmiendo
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Imatges-general/nena-petita-dormint-hospital-sant-joan-deu-barcelona.jpg

Los ritmos circadianos regulan los cambios en las características físicas y mentales que ocurren en el transcurso de un día. Pueden ser cambios físicos, mentales y de conducta en animales y plantas que siguen un ciclo de 24 horas relacionado con la luz y la oscuridad. Los más conocidos son los que regulan los ciclos de vigilia y sueño, que a su vez tienen efectos en la liberación de hormonas, los hábitos alimentarios, la digestión o la temperatura corporal.

En los últimos años se ha visto una relación entre los ritmos circadianos y los trastornos del neurodesarrollo, sobre todo en niños y adolescentes. El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y el Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) son dos de estas patologías más frecuentes en población infantil, y ambas presentan una desincronización interna de los ritmos circadianos. Esta alteración en la sincronización, muchas veces, está asociada a problemas de sobrepeso, obesidad o en los hábitos alimentarios.

Con esta premisa, el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona y el Institut de Recerca Sant Joan de Déu (IRSJD) ponen en marcha el proyecto iCASE, para analizar los patrones de los ritmos circadianos de niños y niñas con TDAH y TEA. Los resultados de este proyecto permitirán establecer estos patrones como marcadores clínicos para mejorar la detección de las posibles alteraciones del sueño y la alimentación en estos pacientes.

MÁS INFORMACIÓN EN LA WEB DEL IRSJD

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
El patrón de sueño-vigilia podría ser un marcador clínico en niños con TDAH y TEA