Back to top

Recomendaciones para el colegio de niños y niñas con TEA durante la pandemia de coronavirus

En el contexto actual de COVID-19 volver a las aulas ha sido todo un reto, y quizás un poco más con un trastorno del espectro autista.

30 Septiembre 2020
Madre e hija de camino al colegio
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Sala_premsa/Noticias/2020/madre-hija-hacia-colegio-hospital-sant-joan-deu-barcelona.jpg

Volver al colegio ha sido todo un reto a nivel social y emocional. Se trata de un proceso intenso que requiere de elevada adaptación y flexibilidad para todos los niños y niñas en edad escolar y sus familias, especialmente para aquellos dentro del espectro del autismo (TEA).

Los principales desafíos que las familias y los niños y niñas con TEA tienen que afrontar en estos momentos están relacionados con:

  • Seguir y mantener las normas de los protocolos pautados por cada centro educativo y conseguir entornos de aprendizaje seguros (toma de temperatura, lavado de manos, uso de gel desinfectante, distancia de seguridad, uso de mascarilla, etc.)
  • Adaptarse a las nuevas rutinas, nuevos espacios fuera de casa y a las situaciones grupales de reencuentro con los compañeros en condiciones diferentes a las del curso anterior (grupos estancos, restricción de movimiento en los espacios físicos, referentes educativos distintos, etc.)
  • Afrontar el posible impacto en la conducta y en las emociones de los niños como consecuencia de la vuelta a la escuela en un contexto con restricciones a nivel social y físico (alteraciones en el estado de ánimo, negativa a salir de casa, problemas para tolerar los cambios, etc.)

Algunos niños podrán seguir sin grandes dificultades estos requisitos y necesitarán un acompañamiento mínimo para garantizar su bienestar y comprensión de la "nueva realidad" en las aulas. Otros, sin embargo, pueden necesitar más tiempo de habituación, una estructura estable y predecible, y apoyos visuales, temporales y físicos para tolerar lo mejor posible este curso escolar en unas condiciones tan novedosas.

Ayudar en la adaptación a la escuela en las primeras semanas

El retorno a las aulas durante estas semanas podría resultar compleja para algunos niños y niñas con TEA. Ante esta situación es importante adecuar el ritmo de incorporación al contexto escolar, según las necesidades actuales de cada persona y las circunstancias familiares del momento, así como a la disponibilidad de los recursos educativos vigentes. Es muy importante tener en cuenta que a lo largo de los meses sin escuela se han generado nuevas rutinas que ahora se ven modificadas y que no todos los niños están igualmente preparados para hacer frente al cambio.

Para ayudar a que los niños y niñas con TEA en su reincorporación a la escuela se recomienda:

  • Las familias deben informarse previamente de los apoyos disponibles en el centro escolar y los objetivos para su hijo o hija durante este curso, con el fin de poder explicarle el escenario que se encontrará.
  • Anticiparle que el colegio será diferente al que dejaron antes del confinamiento y que tanto adultos como compañeros pueden llevar mascarilla y se deberá mantener la distancia física recomendada. Puede ayudar ponerle un ejemplo claro de lo que significa "distancia física" abriendo los brazos en cruz, como un avión, para mostrarle que no puede superar este espacio ni tocar al otro.
  • Si al niño o la niña le gusta ir a la escuela y tiene ganas de ir es adecuado generar un discurso positivo en relación a los aspectos agradables que se volverá a encontrar: hacer actividades conocidas, ver sus referentes educativos y compañeros, volver a espacios reconfortantes, etc.
  • En caso de que la vuelta sea un reto y el niño no quiera volver de ninguna manera, se deberán valorar bien los recursos necesarios para garantizar su acompañamiento durante las primeras semanas y anticipar las consecuencias de su asistencia a la escuela, ya que puede desregularse y presentar comportamientos de evitación o malestar emocional.
  • Tiempos progresivos de exposición en el entorno escolar pueden ser de ayuda, así como permitir el acompañamiento por parte de un cuidador de referencia que se le haya asignado. Puede ser un compañero que le apoye con ayuda del referente adulto.
  • Establecer un horario claro (visual o escrito) de las actividades en la escuela. Potenciar la posibilidad de hacer tareas motivadoras para favorecer emociones positivas y una buena re-vinculación con el ámbito escolar. Aprovechamos estas semanas para asegurar una reincorporación progresiva pero segura, con actividades reguladas que no generen estrés ni desazón, sino que puedan ser ajustadas a las condiciones y necesidades de cada niño o niña con TEA.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo o hija a tolerar llevar la mascarilla?

Hay que indicar que el uso de mascarillas no es obligatorio para personas con necesidades especiales, según la última actualización del Boletín Oficial del Estado, Orden SND/422/2020. En algún momento la familia puede necesitar un certificado específico de exención de llevar la mascarilla, que puede solicitar a su profesional clínico de referencia.

Sin embargo, es importante practicar el uso de mascarilla con nuestros hijos e hijas cuando superen la franja de edad indicada (menores de 6 años), para poder llevarla en entornos en los que sea imprescindible o bien para practicar que toleren que los otros la lleven a su alrededor.

En los casos que sea imprescindible el uso de la mascarilla puede ayudar:

  • Usarla en periodos breves de tiempo (de 2 a 3 minutos) primero en casa y haciendo alguna actividad divertida.
  • Aumentar el tiempo de forma gradual en casa y observar si el niño lo tolera.
  • Si el niño o niña lo acepta, ponerle la mascarilla a ratos breves en la calle y en el aula, indicando al profesional referente como hacerlo.
  • Utilizando la mascarilla en sus muñecos favoritos para favorecer la normalización de su uso.
  • En todo momento será útil el modelado, es decir, que vea como sus referentes más cercanos también se la ponen.

Nuevamente hay que recordar que la instauración de nuevos hábitos se consigue cuando lo que se quiere enseñar puede ser tolerado por la persona y se repite de forma consistente y coherente.

Las Historias Sociales y cómo pueden ayudar a explicar a los niños y niñas con TEA el nuevo contexto escolar

Las Historias Sociales (C. Gray) son una presentación, narrada, escrita y/o ilustrada, de una circunstancia o evento social. La situación actual derivada de la COVID-19 puede ser ilustrada de forma ordenada y se puede aprovechar la historia social para clarificar los procesos emocionales, sociales, escolares, familiares, etc, asociados que generen confusión en el niño.      

El objetivo sería detectar cuál es el escenario que genera dudas o problemas y valorar sus posibles soluciones. Las Historias Sociales se pueden adaptar al perfil de cada niño con TEA y a las posibilidades de su entorno.

Constan principalmente de 4 pasos: descripción, perspectiva, dirección y conclusión.

Podemos encontrar recursos en Internet para elaborar Historias Sociales. A continuación, se ofrece un ejemplo aplicado a la circunstancia actual

1) Descripción: Las cosas han cambiado desde que empezó la COVID-19. Tuve que quedarme en casa sin poder ir al colegio. No he podido ver ni a mis profesores ni a mis compañeros en todo este tiempo. Han sido como unas vacaciones muy largas. 

Eso me ha hecho sentir ________ (indica la emoción de tu hijo o hija). Es posible añadir una imagen/ foto/ pictograma para acompañar el texto.

2) Perspectiva: Ahora es posible volver al colegio, pero las cosas serán diferentes:

  • Tendré que hacer cola a la entrada sin tocar a mis compañeros.
  • Me tengo que lavar las manos varias veces al día.

Añadir otras indicaciones relevantes para cada niño o niña.

3) Dirección: Algunas situaciones son extrañas, es un poco raro volver al colegio de esta manera, pero puedo ayudar a que las cosas salgan bien como en los dibujos/ la serie de _______ (es posible aludir algún personaje o programa de TV favorito). 

  • PUEDO: Lavarme las manos mientras canto una canción como _____(añadir el nombre de una canción corta que acompañe el lavado).
  • PUEDO: Cubrirme la boca con el codo si necesito toser o estornudar, como hace Batman (añadir otro personaje favorito).
  • PUEDO: Respetar el asiento/ lugar donde me siento en clase sin tocar a mi compañero, como si tuviéramos una burbuja invisible alrededor (añadir otro ejemplo que el niño o niña pueda entender).

4) Conclusión: Mis padres y mis profesores quieren que yo esté bien y que me sienta lo mejor posible en el colegio. Siempre puedo pedir ayuda o preguntar si no entiendo alguna cosa (añadir una imagen que acompañe este texto).

Las ayudas visuales y cómo pueden ayudar a mi hijo con TEA en el colegio

Las ayudas visuales son recursos pictográficos, imágenes o fotografías que nos ayudan a comunicarnos de forma más efectiva con los niños con TEA. De igual manera, son efectivas para que se comuniquen con las personas de su entorno, principalmente cuando son utilizadas como sistemas de comunicación alternativa. 

Las ayudas visuales pueden ser:

  • Señales en el suelo para marcar la distancia física.
  • Pictogramas pegados en el lavabo para indicar el lugar donde lavarse las manos. Podemos encontrar ejemplos de pictogramas para su descarga en el Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa.
  • Una secuencia de imágenes para explicar cómo echarse y frotarse el gel desinfectante.
  • Un horario a partir de fotos reales o pictogramas que orienten la estructura de actividades de una jornada escolar.
  • Sistemas de comunicación ajustados a las necesidades de cada niño.

Los apoyos visuales ayudan a los niños con TEA a procesar la información de su entorno de manera más ordenada y predecible y, por lo tanto, incrementan el seguimiento de las rutinas y de lo que es esperable en cada situación.

Usadas de forma conveniente pueden prevenir algunos problemas de conducta y/o ayudar a que tu hijo o hija pueda entender mejor qué se espera de él en el colegio. Sirven de apoyo en las transiciones y generan un mapa de ruta para guiarle en las novedades de las primeras semanas. Un ejemplo de ayudas visuales lo tenemos en esta Guía para la vuelta al cole.

¿Cómo puedo explicar a mi hijo con TEA que ha de ausentarse de clase si aparece un posible caso por COVID-19 en la escuela?

Dependiendo del protocolo vigente en cada momento, cabe la posibilidad de que tu hijo o hija deban ausentarse del colegio y pasar unos días en casa. En esta situación se deberás explicar al niño qué se espera de él en los próximos días y tener un plan de acción con actividades que le permitan saber qué hacer cada día, pues no se trata de un periodo de vacaciones. 

Las ayudas visuales, los calendarios, las rutinas ordenadas y predecibles y las historias sociales serán de ayuda para afrontar estos momentos. 

Se recomienda una coordinación directa con el centro escolar para el mejor seguimiento de las tareas educativas durante estos periodos, con videoconferencias, por ejemplo, y alternar con salidas al exterior, siempre que sea posible. Generar actividades sensoriales de relajación será también de ayuda, así como continuar incidiendo en la realización de hábitos de la vida diaria con la mayor autonomía posible (ej. baño, vestido, higiene...). 

En nuestro artículo Trastorno del espectro del autismo y coronavirus: información para familias dimos pautas a seguir en caso de confinamiento que pueden ayudarte en caso de tener que pasar unos días en casa sin poder salir. También recomendamos el artículo Desconfinamiento: información para las familias de pacientes con un Trastorno del Espectro del Autismo.

Las familias deben cuidarse para poder cuidar al niño con TEA

El presente curso escolar está marcado sin duda por la incertidumbre y por la ausencia de un programa estable a nivel sanitario, dada la situación cambiante de la COVID-19. No obstante, procurar un discurso coherente entre la escuela y la familia, un trabajo en equipo y la presentación de actividades y rutinas predecibles, congruentes y estables en el tiempo, ayudará a los niños con TEA a afrontar lo mejor posible los posibles escenarios.

Ayudar a estos niños a volver al contexto escolar puede resultar abrumador después de tantos meses en casa. Por ello recomendamos que las familias también se cuiden y busquen apoyo. Compartir ideas con los referentes del ámbito clínico y educativo y tener un plan sobre cómo apoyar a tu hijo o hija será de gran ayuda. Si te sientes especialmente preocupado por alguna cuestión habla con tu terapeuta u otro profesional de referencia, el maestro de tu hijo o tu red de apoyo familiar y/o social. Es importante sentir que se trata de un proceso compartido.

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
Recomendaciones para el colegio de niños y niñas con TEA durante la pandemia de coronavirus