Back to top

Un niño vuelve a correr gracias a una intervención realizada por un equipo del Hospital Sant Joan de Déu

Le han implantado unos electrodos en el cerebro para frenar las descargas neuronales responsables del trastorno del movimiento que sufre

Un niño vuelve a correr gracias a una intervención realizada por un equipo del Hospital Sant Joan de DéuDestacadas
Publicado en:
25 julio 2016
Un neurocirujano observa una prueba antes de la intervención
Un neurocirujano observa una prueba antes de la intervención
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Sala_premsa/Noticias/2016/2016_07_25_noticia_distonia_0.jpg

Un equipo de neurocirujanos y neuropediatras del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha tratado, mediante una técnica quirúrgica de estimulación cerebral profunda, un niño de 9 años que padecía un grave trastorno del movimiento que le impedía caminar. 

Los neurocirujanos le han implantado unos electrodos en el cerebro para frenar las descargas neuronales responsables del trastorno que le retorcía los músculos, provocaba posturas anómalas, impedía caminar y amenazaba con postrarlo en una silla de ruedas. Tres semanas después de la intervención, el niño ya corre y juega al fútbol.

El paciente, que reside en Las Palmas de Gran Canaria, presentaba una distonía general primaria, un trastorno del movimiento que contrae de manera simultánea y sostenida los músculos, y provoca graves retorcimientos de las extremidades que incapacitan al niño de manera progresiva hasta inmovilizarlo completamente. En la mayoría de los casos, estos niños no presentan otras afecciones neurológicas de forma que mantienen sus funciones cognitivas y son totalmente conscientes de la situación.

Aunque la estimulación cerebral profunda está aprobada por la FDA para el tratamiento de la distonía generalizada en niños y que es el único tratamiento efectivo en muchos casos, en España no hay ningún centro de referencia pediátrico para intervenirlos. 

¿En qué consiste la estimulación cerebral profunda?

Consiste en implantar dos electrodos en el cerebro del niño, en concreto en el globo pálido interno, para estimular esta zona y frenar las descargas neuronales que provocan la enfermedad. Estos electrodos aplican unos impulsos eléctricos gracias a un generador eléctrico que los neurocirujanos implantan en el abdomen del niño.

En esta intervención se ha utilizado un robot de última generación que permite implantar los electrodos en el cerebro con trayectorias planificadas previamente.

Antes de la intervención se hace una resonancia al paciente para que los cirujanos estudien cuál es la mejor vía de acceso a la zona a intervenir. El mismo día de la cirugía, le practican un TAC para que el robot disponga de unas coordinadas que le permitan reproducir, con un alto grado de precisión, la trayectoria diseñada para la implantación de los electrodos.

Respecto a la cirugía tradicional, el robot presenta como ventajas que los cirujanos no deben colocar un marco guía en la cabeza del paciente y pueden implantar múltiples electrodos en un lapso de tiempo más corto, circunstancias que reducen ostensiblemente la duración de la operación.

El Hospital Sant Joan de Déu atiende a pacientes de todo el Estado porque ha sido designado por el Ministerio de Sanidad centro de referencia nacional (CSUR) para el tratamiento de enfermedades raras que cursan con trastornos del movimiento en la infancia, como es el caso de la distonía generalizada primaria.

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
Un niño vuelve a correr gracias a una intervención realizada por un equipo del Hospital Sant Joan de Déu