Back to top

Veinte años de experiencia enfermera en las escuelas de educación especial

Las enfermeras del Hospital Sant Joan de Déu ofrecen una atención integral a niños con pluridiscapacidad y enfermedades neurológicas.

12 Septiembre 2019
De izquierda a derecha: Mar Martínez, Cecilia Garcia, Arantxa Argüello, Isabel Fortes y Jordi Ventura.
De izquierda a derecha: Mar Martínez, Cecilia Garcia, Arantxa Argüello, Isabel Fortes y Jordi Ventura.
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Sala_premsa/Noticias/2019/equip-infermeria-educacio-especial-hospital-sant-joan-deu-barcelona.jpg

Hace dos décadas que enfermeras del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona trabajan en centros de educación especial, donde ofrecen a los niños escolarizados una atención integral que va más allá de los cuidados estrictamente asistenciales.

En los últimos años, los avances médicos han hecho aumentar la supervivencia de niños y niñas con varias discapacidades y con enfermedades neurológicas que requieren de una atención especializada de enfermería en el día a día en los centros de educación especial. Gracias a la labor de la enfermera se reduce considerablemente su absentismo escolar, se capacita al núcleo familiar y pedagógico en el manejo de sus patologías y los cuidados que se derivan y se evitan visitas hospitalarias innecesarias, mejorando así su calidad de vida.

Las enfermeras del Hospital Sant Joan de Déu que desarrollaban su labor en los centros de educación especial hace 20 años hacían una atención básicamente asistencial, centrada en los cuidados que requería el niño durante su estancia en el centro, como puede ser alimentarlo por sonda o administrar medicación.

Actualmente ofrecen una atención global e integral, y llevan a cabo una tarea comparable a la figura de una gestora de casos en un hospital, atienden todas las necesidades de los ninos y niñas. Acompañan a las familias y les dan herramientas para que sean capaces de afrontar los requisitos de sus hijos en el día a día, realizan educación terapéutica al resto de profesionales que trabajan en los colegios, y trabajan en red con otros niveles asistenciales con objetivos comunes.

Asimismo, las enfermeras tienen acceso a la historia clínica de sus pacientes siempre que se visiten en el Hospital Sant Joan de Déu o se hayan visitado, lo que les facilita enormemente el trabajo, porque disponen de la información actualizada al instante. Son las referentes de salud en el ámbito escolar.

El número de niños que requieren de una educación especial se ha incrementado por cuatro

El Hospital Sant Joan de Déu Barcelona inició el programa de enfermería en los centros de educación infantil con dos profesionales. Hoy tiene cinco enfermeras y un fisioterapeuta que trabajan en seis centros de educación especial ubicados en la provincia de Barcelona: los centros Esclat, Estimia- El Niu, Guimbarda, Josep Sol, Nadis- Sagrat Cor Sarrià y CAE- Fundació Nexe.  

Las enfermeras están integradas en la comunidad educativa de cada colegio. Son un valor añadido, eficaz y eficiente, que junto con el equipo docente trabajan para mejorar la calidad de vida del niño y reducir el absentismo escolar. "Antes un alumno tenía que venir al Hospital para cualquier cuidado y esto hacía que perdiera todo un día de colegio. Desde que nosotras estamos, faltan mucho menos porque muchos de los cuidados que necesitan, por ejemplo, el cambio de botón gástrico, los hacemos nosotras ", indica Cecilia Garcia, enfermera del centro Josep Sol.

La figura de la profesional de enfermería en los centros de educación especial se ha convertido en indiscutible. El volumen de niños que requieren de una educación especial se ha incrementado por cuatro en las dos últimas décadas. "Sant Joan de Déu asiste actualmente a 354 niños, con un perfil que ha cambiado a lo largo de los años. Ahora sufren enfermedades más complejas y requieren de una atención muy específica", indica Arantxa Argüello, la única enfermera que en la actualidad está en dos centros, el Guimbarda y el Nadis-Sagrat Cor Sarrià.

Es extremadamente importante que los profesionales de enfermería que trabajan tengan una formación concreta. "En la actualidad hay ofertas de formación universitaria muy específica sobre esta función, pero sigue siendo muy importante que la enfermera que quiera trabajar en una escuela de educación especial haya estado antes trabajando en un hospital. Los niños que atendemos tienen problemas crónicos que se tratan en un hospital. Haber trabajado y tener experiencia con estos enfermos en el entorno hospitalario, en contacto con otros profesionales, ayuda mucho a saber cómo actuar en cada caso", señala Isabel Fortes.

Una guía que aspira a ser un referente para futuras enfermeras

En 2005 el número de centros de educación especial que contaban con una profesional de enfermería de Sant Joan de Déu se amplió de dos a seis. Fue entonces cuando se vio la necesidad de crear un equipo que permitiera intercambiar experiencias y diseñar protocolos conjuntos para ofrecer la mejor atención a niños, familias y la comunidad educativa, con una coordinadora del Hospital.

Este equipo, que se reúne periódicamente, ha plasmado su experiencia de estas dos décadas en un documento que lleva por título Modelo de enfermería en centros de educación especial. "Con este documento pretendemos recoger todas las funciones que tiene que hacer una enfermera en un centro de estas características y convertirse en un referente para las futuras generaciones de enfermeras que trabajen en este ámbito", concluye Mar Martínez, infermera del CAE de Nexe Fundació.

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
Veinte años de experiencia enfermera en las escuelas de educación especial