Back to top

“Cualquier idea que se me ocurre la intento poner en práctica para obtener donaciones para investigar”

Estela Campañá, donante del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, explica la importancia que tiene apoyar la investigación del cáncer infantil

3 Febrero 2017
Estela Campañá y su hijo Pol
Estela Campañá y su hijo Pol
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Sala_premsa/Noticias/2017/solidaridad-oncologia-investigacion-hospital-sant-joan-deu-barcelona.jpg

Estela es puro ímpetu y energía. Al conocerla, entiendes que su trabajo como profesora de educación física en un instituto, le encaja a la perfección. Sin embargo, sufrió un gople tremendamente duro al perder a su hijo como consecuencia del cáncer.

Estela ha convertido la adversidad en el coraje necesario para enfrentarse al cáncer infantil con una de las armas más eficaces: desde hace 9 años es donante del Laboratorio de Investigación de Onco-Hematología del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona. Hace cuatro años que su hijo Pol se fue, pero ella sigue implicada porque sabe que con el esfuerzo de todos algún día muchos niños podrán salvarse. Pol, sin duda, estaría muy orgulloso de ella.

¿Cuándo entraste por primera vez en contacto con el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona?

Fue en 2007, exactamente un 18 de enero. Veníamos desde el Hospital de Nens de Barcelona con una carta a ver a un doctor llamado Jaume Mora. No sabíamos ni a dónde veníamos, ni a qué servicio. No conocíamos aún el diagnóstico, pero al llegar nos encontramos que estábamos en oncología. A las 12 del mediodía, nos vino a recibir.

¿En qué momento te diste cuenta de que la lucha contra la enfermedad no era sólo de Pol?

Precisamente ese mismo año, el doctor Mora nos preguntó si habíamos comprado la lotería solidaria de Navidad, porque había tocado uno de los premios. Así supimos que era una acción realizada por un padre de un paciente para ayudar a recaudar fondos para el laboratorio.

¿Y habías comprado?

No, porque no la conocíamos. Pero de ahí me surgió una primera idea para recaudar fondos. Yo hacía unas bufandas que siempre regalaba a amigos y familiares, y a todos les encantaba, así que pensé… en vez de regalarlas, por qué no las empiezo a vender y así recaudo fondos para la investigación.

¿Los padres entienden que la investigación en Oncología es vital?

Sí. Rápidamente se dan cuenta de que para avanzar hay que investigar. Y que para investigar se necesitan recursos que el Hospital tiene que buscar.

Han pasado 4 años desde la marcha de Pol. ¿Cómo es ahora tu vinculación con el Hospital?

En la actualidad colaboro como voluntaria en el ámbito de la oncología. Ayudo a organizar eventos, implico a las familias y les doy ideas para organizar actos solidarios. Intento trasmitirles la importancia del trabajo de investigación del nuestro Hospital para todo el colectivo. Porque esta investigación no es sólo para los nuestros, sinó para cualquier niño enfermo de cáncer.

La investigación que se lleva a cabo no es sólo para nuestros niños, sino para cualquier niño que tenga cáncer.

Pero además...

Organizo mis propios eventos para recaudar fondos. Cualquier idea que se me ocurre, la intento poner en práctica para obtener donaciones para investigar.

¿Cuál ha sido tu mayor reto?

El reto que mayor ilusión me hace es la carrera de “Nits de la Lluna Plena”, que ya lleva cuatro ediciones y más de 40.000 € recaudados. Es cuando rememoramos la figura de Pol. La organizamos por dos motivos. El primero es porque es una manera bonita de reunir a muchas personas para rememorarle. Y el segundo porque para nosotros esta carrera tenía un sentido especial. El último año que Pol estuvo ingresado, su padre, Xavier, se había inscrito en una de las carreras de “Nits de la lluna plena”, pero no quería alejarse de él. Fue precisamente Pol quien animó a su padre a participar y, al volver al día siguiente, Xavier describía la experiencia con tanto entusiasmo que hizo que Pol, al escucharle, saliese también de la habitación del Hospital.  

Da la impresión de que rememorarle es muy importante ¿acaso hay temor a que se olviden de un hijo que se ha ido? 

Sí claro. De que se olviden sus amigos, la familia, incluso tienes miedo de olvidarte tú. No de su imagen, que para eso están las fotos, pero sí de su voz u otro tipo de detalles más sutiles. Tienes miedo de perderlo completamente.

Y además de " Nits de la Lluna Plena", otro reto que te ilusione...

Pues el de la chocolatada en los colegios. Yo la organizaba cada 15 de febrero, el Día del Cáncer Infantil, en el colegio de mis hijos. Pero un día pensé en enviar una carta a título personal a varios colegios que conocía explicando la idea. La sorpresa es que me están llamando para pedirme directamente el número de cuenta porque ya han realizado la acción solidaria.

Qué capacidad de convicción.

Es que a mí lo que más me gusta es explicarlo a las personas y que ellos también se impliquen. Que algún niño pueda superar el cáncer y estar hoy aquí, eso no tiene precio.

¿Qué significa para ti poder ser donante del Hospital?

Ufff… no os lo podéis llegar a imaginar. Está claro que tú nunca podrás hacer nada por tu hijo. Pero que algún niño, que seguro que será así, pueda superar la situación que nosotros hemos pasado y pueda estar hoy aquí, esto no tiene precio. Aunque sólo le pasase a un niño, esto para nosotros es impagable.

¿Qué le dirías a aquellas personas que piensan que como sólo pueden aportar 1€ que eso no servirá para nada?

Todo lo que nosotros recogemos es euro a euro. Así que realmente se necesitan a muchas personas para que con ese euro se pueda conseguir una cantidad que ayude a investigar, pero todo suma. Y nosotros así lo logramos. Para Sant Jordi tenemos la iniciativa de hacer un punto de libro que se vende a 1€ y, en la última edición, recaudamos más de 9.000 €.

¿Qué consejo darías a una persona que por primera vez se anima a organizar una actividad solidaria para el Hospital?

Pues que tengan ilusión, ganas, mucha imaginación y una red social en su entorno (amigos, colegios de sus hijos, compañeros de trabajo, familiares) para que se apoyen en ella y cada vez pueda ir haciéndose más grande. No se trata de tener redes sociales de tipo online, sino de personas reales de nuestro entorno a quien conoces.

Como madre que ha tenido tu experiencia vital ¿qué le dirías a todos los donantes que han dado apoyo al laboratorio de onco-hematología del Hospital?

Yo no les diría nada, sencillamente los abrazaría para que sintiesen mi agradecimiento. Esto precisamente es lo que hacemos en la carrera “La lluna plena” con los más de 1.500 participantes.

¿Qué te viene a la cabeza cuando oyes las palabras Sarcoma de Ewing, glioma difuso de tronco, neuroblastoma, osteosarcoma o leucemia?

(Estela se estremece) Me vienen a la cabeza niños que ya no están, con nombres y apellidos.

¿Qué crees que te diría Pol al ver todo lo que has sido capaz de hacer para ayudar a la investigación?

Pol era el primero en organizar eventos para recaudar fondos para el laboratorio. Llegó a organizar incluso un concierto y traer los donativos. Era el primero que creía en la investigación y entendía su importancia. Confiaba plenamente en el doctor Mora. Lástima que los avances para él no llegaron a tiempo.

Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
“Cualquier idea que se me ocurre la intento poner en práctica para obtener donaciones para investigar”