Back to top

Fibrosis quística y COVID-19, medidas para pacientes y familiares

La Unidad de Fibrosis Quística del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona ha elaborado estas recomendaciones para sus pacientes.

Mujer haciendo higiene de manos
Mujer haciendo higiene de manos
https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/files/u1/Sala_premsa/Noticias/2020/higiene-mans-dona-hospital-sant-joan-deu-barcelona.jpg

Durante el período de medidas excepcionales de prevención por el virus SARS-CoV-2 y la infección COVID-19 que provoca, es necesario que los niños y niñas con fibrosis quística (FQ) y sus convivientes tomen las medidas adecuadas según la situación en la que se encuentren. A continuación, desde la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, os indicamos las medidas a seguir según las siguientes situaciones:

  1. Recomendaciones para las salidas a la calle a partir del 26 de abril para las familias con pacientes menores de 14 años en situación de vulnerabilidad.
  2. Pacientes con fibrosis quística sin síntomas de infección respiratoria aguda ni diagnóstico de COVID-19: medidas a seguir en período de confinamiento.
  3. Pacientes con fibrosis quística con aparición o aumento repentino de los síntomas basales y/o diagnóstico de COVID-19 (fuera de situación de ingreso hospitalario).
  4. Medidas que deben tomar las personas que convivan y que tengan que trabajar fuera de casa o realizar salidas de forma puntual.

1. Recomendaciones para las salidas a la calle de las familias con niños menores de 14 años en situación de vulnerabilidad

El Gobierno Central permite desde el día 26 de abril a los menores de 14 años salir a la calle con los padres en las salidas autorizadas según normas del Estado Español por la epidemia de la COVID-19. Desde la Unidad de Neumología, hacemos los siguientes recordatorios y recomendaciones:

  • Estas salidas no son obligatorias.
  • En el caso de pacientes vulnerables o que convivan con alguna persona considerada de riesgo, en el momento actual aconsejamos aún evitar salir a la calle.
  • En el caso de ser altamente necesario salir, para favorecer el estado físico y emocional del menor, recomendamos salir en un entorno cercano y controlado, bajo la supervisión de un adulto responsable en todo momento y con las siguientes recomendaciones para antes de salir, cuando se vaya a la calle y para la vuelta al domicilio.

Antes de salir de casa

  • Hablar con los niños de las normas que se deben respetar para poder salir a la calle y que sean conscientes de las consecuencias, si tienen edad para comprenderlo.
  • Tomar la temperatura antes de salir de casa. En caso de ser positivo a COVID-19 o tener sintomatología compatible, no se podrá salir a pasear.
  • Quitar los anillos, reloj, pulseras y otros complementos.
  • Llevar una muda de ropa limpia.
  • Llevar la mascarilla puesta (excepto menores de 3 años).
  • Realizar la higiene de manos.
  • Llevar gel hidroalcohólico y/o frasco de alcohol de 75-90º.
  • Dejar una papelera de rechazo cerca de la entrada, preferentemente con tapa y apertura de pedal.

Al salir del domicilio

  • Evitar utilizar el ascensor. Bajar por las escaleras sin tocar barandillas o paredes. En caso de utilizar el ascensor, el menor no estará en contacto con superficies, será el tutor quien tocará los mandos y se lavará las manos después.
  • Evitar aglomeraciones.
  • No realizar encuentros acordados, aunque sea con pocas personas.
  • No hacer uso de zonas infantiles, ni tocar mobiliario urbano de ningún tipo, paredes de casas ni el suelo.
  • Llevar la mascarilla (los mayores de 3 años) o plástico protector de la silla de paseo los que van en cochecito (especialmente si hay personas cercanas, a menos de 2 metros).
  • No tocarse la mascarilla ni los ojos, en general no tocarse la cara.
  • Garantizar la distancia de seguridad entre un metro y medio y dos metros en relación a otras personas y niños.
  • Llevar a cabo una correcta higiene de manos si pensamos que el niño ha tocado alguna superficie.
  • Niños muy pequeños y/o inquietos, de menos de 4 años, preferentemente pasear con cochecito y en caso de caminar, siempre de la mano del adulto responsable.
  • Evitar pasar cerca de salidas de humos y tubos de ventilación.

Al llegar a casa

  • Quitarse los zapatos antes de entrar en casa o en el recibidor.
  • En caso de llevar guantes: sacarlos y desecharlos (no se pueden reutilizar), inmediatamente después realizar la higiene de manos.
  • También hay que limpiar el pomo de la puerta y, después de haberlo hecho, lavarse de nuevo adecuadamente las manos.
  • Quitarse la mascarilla tocando sólo las gomas, no la parte central.
  • Es óptimo que las mascarillas sean de un solo uso, pero en el momento actual es altamente probable que se tengan que reutilizar a nivel de la población general. Se aconseja guardarla colgada de una goma de forma independiente del resto o puesta sobre una superficie plana, con la parte que da al exterior hacia arriba. Cada mascarilla de cada individuo de la familia debe tener su lugar propio de almacenamiento que no puede ser compartido ni cambiado. Evitar que esta localización esté accesible a los niños.
  • Lavar la ropa utilizada a 60ºC con detergente convencional.
  • Limpiar el teléfono móvil y/o las gafas con alcohol o agua caliente y jabón.
  • Realizar una ducha completa con agua y jabón si se ha estado cerca de otras personas, se ha pasado a cerca de un tubo de ventilación y/o se ha tocado alguna superficie exterior.

Recordad

  • Es importante que, tanto el paciente como el resto de convivientes, mantengan un hábito de higiene de manos frecuente y metódico. Sobre todo al llegar a casa, después de ir al baño, antes y después de las comidas, de hacer los tratamientos (fisioterapia respiratoria y / o nebulizaciones) y después de cualquier actividad en que se manipulen objetos que hayan estado en el exterior del domicilio .
  • Incrementar la limpieza en el hogar con productos desinfectantes (preferentemente con solución de lejía con concentración mínima de 1: 100 (1ml de lejía por cada 99ml de agua). También las cerraduras de las puertas.
  • Evitar compartir objetos personales, utensilios de alimentación o higiene.
  • La higiene de manos se puede hacer con lavado de agua y jabón durante 20 segundos o rozando la superficie cutánea íntegra con solución hidroalcohólica siguiendo un procedimiento específico.
  • El alcohol de 70º o 96º también se puede utilizar pero reseca bastante la superficie cutánea (posteriormente hidratar bien la piel). La higiene de manos engloba desde los dedos hasta los antebrazos.

En caso de duda puede contactar con la enfermera referente de la Unidad de Fibrosis quística de su centro.

2. Pacientes sin infección por SARS-CoV-2 ni síntomas de infección respiratoria aguda

Las medidas indicadas para pacientes afectos de fibrosis quística que no presentan síntomas respiratorios o que los presenten similares al estado basal son las siguientes:

Mantener el confinamiento domiciliario estrictamente

Los pacientes con FQ no deben salir a la calle, excepto por la necesidad de atención urgente a un centro sanitario.

Los convivientes también deben mantener el confinamiento total, excepto en caso de precisar artículos de primera necesidad como alimentos, ir a trabajar o necesidad de acudir a un centro sanitario. 

En caso de hacer un desplazamiento a un centro hospitalario, el paciente y el acompañante deben llevar mascarilla, muda de ropa limpia y hacer higiene de manos, antes de salir de casa.

Extremar las medidas higiénicas

Hay que lavarse las manos después de ir al baño, antes y después de las comidas, antes y después de realizar la fisioterapia respiratoria y/o tratamientos inhalados, y después del contacto con artículos que vengan de fuera de casa. 

Se puede hacer con lavado de agua y jabón durante 20 segundos o bien si están aparentemente limpias, con frotación de solución hidroalcohólica. En el vídeo #COVID19 | Lavado de manos de la Cruz Roja puedes ver la técnica adecuada para hacer el lavado de manos.

El alcohol de 70º o 96º también es útil, pero hay que tener en cuenta que reseca mucho y es conveniente poner crema hidratante con frecuencia entre usos. Te recomendamos leer el artículo ¿Cómo afecta la infección por coronavirus en nuestra piel? donde nuestro Servicio de Dermatología responde las dudas sobre como el lavado de manos que se debe hacer ahora de forma muy frecuente afecta a nuestra piel y da las pautas a seguir para conservarla saludable.

Finalmente, hay que evitar el contacto cercano con los convivientes que trabajen de forma diaria, especialmente si el puesto de trabajo es de riesgo. Encontrarás más información sobre este tema más adelante en este mismo artículo.

Mantenimiento del tratamiento de base

La fisioterapia respiratoria (FR) y los tratamientos nebulizados se deben realizar dentro de la habitación individual del niño o niña con la puerta cerrada y se deberá ventilar adecuadamente al finalizar los tratamientos, un mínimo de 10 minutos con ventanas abiertas. También se puede realizar en el patio, si se dispone de uno y el clima es adecuado.

En caso de que un conviviente adulto o hermano, inicie clínica respiratoria, hay que aislarlo y contactar con el 061 o el teléfono del Centro de Atención Primaria. Para hacer el seguimiento, recomendamos también la aplicación STOP COVID19 que la Generalitat de Catalunya ofrece en su web.

En caso de duda, contactad con la enfermera referente de la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital. En situación de urgencia fuera del horario laboral podéis contactar o acudir, según sea el caso, al Servicio de Urgencias vinculado a la Unidad.

3. Pacientes con incremento repentino de los síntomas respiratorios o diagnóstico de COVID-19 (cuando no están ingresados)

En caso de que un paciente afecto de fibrosis quística tenga un incremento repentino de la clínica respiratoria habitual, hay que aislarlo y contactar con la Unidad de Fibrosis Quística de referencia, y si esto no es posible, con el 061 o el Servicio de Urgencias del Hospital de referencia. Para hacer el seguimiento, recomendamos también la aplicación STOP COVID19 que la Generalitat de Catalunya pone a disposición en su web.

Los niños y niñas afectos de fibrosis quística considerados caso sospechoso o confirmado de COVID-19, con una aparición o aumento repentino de los síntomas basales, y que no estén ingresados, deben seguir las siguientes medidas higiénicas durante el confinamiento:

Mantener el confinamiento dentro de una habitación de uso individual

La habitación se deberá ventilar un mínimo de tres veces al día, durante 10 minutos.

Se restringirá el contacto con las personas que conviven en la misma vivienda, con contacto presencial únicamente con un cuidador o cuidadora principal cuando se necesite (según la edad y la autonomía del niño).

En presencia del cuidador, el niño o niña debe llevar mascarilla quirúrgica, si la edad lo permite. Asimismo, el cuidador o cuidadora deberá ir con mascarilla, bata (o en su ausencia muda de un solo uso), y guantes preferentemente.

Hay que evitar tocarse la cara.

Cuando salga de la habitación, la persona cuidadora deberá quitarse la bata o cambiarse la ropa, poniéndola en una bolsa sola para lavar posteriormente. Seguidamente hará un lavado de manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica. 

La puerta debe estar siempre cerrada.

Si la edad del niño lo permite, es necesario que disponga de móvil u ordenador para poder comunicarse. También es útil, con finalidad comunicativa, un vigilador de bebés.

El niño saldrá el mínimo imprescindible de su habitación. Si debe hacerlo necesita lavarse las manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica, durante 20 segundos. Siempre utilizar la mascarilla y evitar tocar superficies y objetos. Cuando vuelva a la habitación se ventilará la estancia donde haya estado y se limpiarán las superficies de contacto.

Si es posible, el niño o niña hará uso de un baño individual y en el caso de tener que compartirlo con los convivientes deberán limpiar las superficies con solución de lejía, después de su uso. Debe utilizar una toalla de uso individual. No deje ninguna toalla de nadie dentro del baño compartido.

Mantenimiento del tratamiento de base

Hay que consensuar con los referentes clínicos como se ajustan los tratamientos de base durante la enfermedad aguda, de forma individualizada.

Fisioterapia respiratoria (FR)
  • Se realizará tantas veces al día como el estado del niño lo necesite y lo tolere (según decisión de los referentes de la UFQ), de forma autónoma, si es posible, por parte del paciente.
  • Se realizará en un patio exterior siempre que sea posible y de forma aislada, con mobiliario y paredes separadas a 2 metros. En esta zona no puede haber ningún conviviente, sólo irá el cuidador principal, cuando precise para hacer la limpieza o en el caso de que la edad del niño no permita hacer la FR de una manera autónoma. Siempre utilizando bata o muda desechables, guantes preferentemente y mascarilla.
  • Si no se dispone de patio exterior, la FR se realizará dentro de la habitación y con la puerta cerrada. Se evitará el uso de objetos para la realización de la FR, favoreciendo el uso del drenaje de secreciones, con la mascarilla puesta. Se retirarán las secreciones con pañuelos desechables que se lanzarán a la bolsa de desecho de inmediato. Al finalizar la FR se deberá ventilar bien la habitación con ventanas abiertas un mínimo de 10 minutos.
TRATAMIENTOS nebulizados
  • Siempre que sea posible se realizará en patio exterior y de forma aislada, con mobiliario y paredes separadas a 2 metros. En esta zona no puede haber ningún conviviente, sólo el cuidador principal, si se debe hacer la limpieza o en el caso de que la edad del paciente no permita hacer las nebulizaciones de una manera autónoma, siempre utilizando bata o muda de desechables, guantes preferentemente y mascarilla.
  • Si no se dispone de patio exterior las nebulizaciones se realizarán dentro de la habitación, con la puerta cerrada. Al finalizar el tratamiento se deberá ventilar bien la habitación con ventanas abiertas, un mínimo de 10 minutos.

Convivientes

Todas las personas que conviven en el domicilio con un caso sospechoso o confirmado de COVID-19 deberán lavarse las manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica después de cualquier contacto con el enfermo o su entorno inmediato, y antes y después de las comidas.

En el domicilio todos los miembros deben extremar las medidas preventivas tales como: mantener una distancia prudencial entre las personas (entre 1 y 2 metros), taparse la boca y la nariz con pañuelos desechables o con la cara interna del codo al toser o estornudar (lavarse las manos enseguida) y abstenerse de tocarse la boca, la nariz y los ojos sin haberse lavado las manos después de manipular objetos.

Hay que evitar compartir domicilio con convivientes vulnerables (personas mayores, con enfermedades crónicas, inmunodeprimidos, embarazadas, etc). Si no fuera posible, se comunicará a la enfermera referente de la Unidad de Fibrosis Quística.

En caso de que un conviviente adulto o hermano inicie clínica respiratoria, hay que aislarlo y contactar con el 061 o el teléfono del Centro de Atención Primaria. Para hacer el seguimiento, recomendamos también la aplicación STOP COVID 19 que la Generalitat de Catalunya ofrece en su web.

Limpieza y gestión de los residuos en el domicilio

  • Toda la ropa del paciente (ropa, ropa de cama, toallas) se pondrán dentro de una bolsa cerrada antes de salir de la habitación y se lavará de forma separada a 60º o 90º.
  • El material de un solo uso, se lanzará a la bolsa de desecho, a poder ser en un cubo de basura con pedal (dentro de la habitación del paciente).
  • Los utensilios de alimentación se pondrán en el lavavajillas. Si no se dispone de uno, se limpiarán con agua muy caliente y jabón.
  • Preparar de forma diaria un desinfectante doméstico con lejía en dilución 1:100 (mantener la proporción de 5 litros de agua con 50 ml de lejía) para limpiar las superficies de la habitación de forma diaria con un paño desechable.

La higiene de manos se puede hacer con lavado de agua y jabón durante 20 segundos o frotando la superficie cutánea íntegra con solución hidroalcohólica siguiendo un procedimiento metódico como el que muestra el vídeo #COVID19 | Lavado de manos de la Cruz Roja.

El alcohol de 70º o 96º también se puede utilizar, pero reseca bastante la superficie cutánea (hay que hidratar bien la piel después del lavado). La higiene de manos engloba desde los dedos hasta los antebrazos.

4. Recomendaciones para convivientes de pacientes con fibrosis quística que trabajen fuera del hogar

De acuerdo con la actual situación epidemiológica de la infección por SARS-CoV-2, denominada COVID-19, la Unidad de Fibrosis Quística del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona quiere transmitir la siguiente información a las familias de los pacientes con FQ que tengan algún miembro de la familia actualmente trabajando fuera del domicilio, especialmente si efectúa un trabajo esencial con alto riesgo de contagio:

Antes de ir a trabajar

  • Tomarse la temperatura antes de salir de casa.
  • Quitarse anillos, reloj, pulseras y otros complementos.
  • Higiene de manos.

Durante los trayectos de ida y vuelta del trabajo

  • Evitar el transporte público, siempre que sea posible.
  • Evitar aglomeraciones.
  • Hacer uso de la mascarilla si no se puede garantizar la distancia de seguridad de 2 metros con el resto de personas.
  • Realizar frecuente higiene de manos, se lleven o no guantes.
  • Emplear las medidas preventivas propias del puesto de trabajo, según sea el caso.

Después de trabajar

  • Higiene de manos.
  • En caso de utilizar uniforme, no reservarlo para la siguiente jornada laboral, hay que lavarlo a diario.
  • Vestirse con la ropa de calle.
  • Limpiar el móvil con alcohol.
  • Higiene de manos otra vez.

Al llegar a casa

  • Quitarse los zapatos y otros objetos de uso frecuente (llaves, tarjetas, cartera o monedero, ...) antes de entrar en casa o en la entrada.
  • Higiene de manos. 
  • Poner la ropa utilizada en la lavadora separada de la ropa de ir por casa (agua caliente al menos 60ºC y detergente convencional).
  • Limpiar el teléfono móvil y/o las gafas con alcohol o agua caliente y jabón.
  • Ducha completa con agua y jabón.

Y también

  • Es importante que tanto el niño como el resto de convivientes mantengan un hábito de higiene de manos frecuente y metódico. Sobre todo después de ir al baño, antes y después de las comidas, de hacer los tratamientos y después de cualquier actividad en que se manipulen objetos que hayan estado en el exterior del domicilio.
  • Incrementar la limpieza en el hogar, con los desinfectantes (preferentemente con solución de lejía con concentración mínima de 1:100 (mantener la proporción de 5 litros de agua con 50 ml de lejía). También los pomos de las puertas.
  • Evitar el contacto estrecho del paciente con FQ con el conviviente trabajador.
  • Evitar compartir objetos personales, utensilios de alimentación o higiene.

La higiene de manos se puede hacer con lavado de agua y jabón durante 20 segundos o frotando la superficie cutánea íntegra con solución hidroalcohólica siguiendo un procedimiento metódico como el que muestra el vídeo #COVID19 | Lavado de manos de la Creu Roja.

El alcohol de 70º o 96º también se puede utilizar, pero reseca bastante la superficie cutánea (hay que hidratar bien la piel después del lavado). La higiene de manos engloba desde los dedos hasta los antebrazos.

Recomendaciones para salidas imprescindibles (compras de primera necesidad, etc.)

  • Dejar en algún lugar preestablecido de la entrada de la casa los zapatos y artículos de uso frecuente externo (tarjeta, llaves, monedero o cartera,...).
  • En caso de contacto con superficies (por ejemplo, uno se apoya cuando coge artículos de un congelador, ...) cambiarse la ropa al volver.
  • Salir siempre con la mascarilla puesta.
  • Llevar guantes en tiendas de alimentos y supermercados. El hecho de llevar guantes no exime de la necesidad de hacer higiene de manos en cuanto se entre en casa, es lo más importante.
  • Al volver a casa con la compra, desempaquetar y guardar los artículos sin envoltorio en todos los casos que se pueda, limpiar con un paño con alcohol o solución de lejía las superficies plásticas y/o otras, de las que no se pueda sacar el envoltorio. Tras guardar la compra, volver a hacer higiene de manos.
Hospital Sant Joan de Déu https://www.sjdhospitalbarcelona.org/sites/default/themes/hsjd/logo.svg
Fibrosis quística y COVID-19, medidas para pacientes y familiares