Back to top

Trastorno en el Espectro del Autismo

El Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) es un trastorno del desarrollo que implica dificultades en las áreas de la comunicación social recíproca, la conducta repetitiva y/o intereses  restringidos. Los niños con TEA pueden tener una inteligencia muy variable, que va desde niños con discapacidad intelectual a niños con altas capacidades. 

Según datos de 2018 en Estados Unidos, 1 de cada 59 niños o niñas tienen TEA, siendo 4 veces más común que se exprese en niños que en niñas. En Europa los últimos datos de prevalencia se sitúan entre 1-2% de la población. 

A pesar de la mayor conciencia social alcanzada en torno al TEA, durante los últimos años en nuestra sociedad persisten muchos mitos que hay que ir rompiendo, como que los niños con autismo no se relacionan o que rechazan el contacto físico.

Los niños con TEA que no se diagnostican y no se tratan adecuadamente a menudo entran en una espiral de aislamiento, desmotivación, baja autoestima y trastornos afectivos secundarios.

El autismo es un espectro muy amplio que se manifiesta de forma muy diferente en cada niño teniendo en cuenta el sexo, la capacidad cognitiva y el contexto, entre otras variables. Las siguientes características son ejemplos de situaciones que nos pueden hacer sospechar de un TEA, aunque no tienen por qué presentarse en todos los niños con un diagnóstico.

Niños

  • Dificultades de relación social.
  • Retraso del lenguaje o problemas de comunicación.
  • Literalidad en el lenguaje.
  • Dificultades en la comunicación no verbal: rigidez facial, pobre contacto ocular, poco uso de gestos. 
  • Rigidez y dificultades ante los cambios.
  • Conductas repetitivas. 
  • Intereses muy específicos o peculiares.
  • Problemas de conducta.
  • Dificultades para autoregular las emociones.
  • Ansiedad y bajo estado de ánimo.
  • Dificultades de comprensión social.
  • Alto sentido de la justicia.

Niñas

  • Lenguaje verbal rico y sofisticado.
  • Lenguaje no verbal preservado (contacto visual, uso de gestos, etc).
  • Comorbilidad con ansiedad.
  • Rigidez cognitiva y muy dominantes en el juego.
  • Suelen tener un grupo reducido de amigas.
  • Pobre picardía.
  • Altos niveles de perfeccionismo.
  • Dificultades para reconocer y exteriorizar sentimientos.
  • En la adolescencia, alta comorbilidad con trastornos afectivos y alimentarios.
  • Intereses restringidos mucho más adaptativos (juego simbólico de profesoras, lectura o animales).

¿Qué ofrecemos en el Hospital Sant Joan de Déu?

Diagnóstico

Neurología
Psicología clínica
Psiquiatría
Logopedia

Tratamiento

Tratamiento individual/grupal.
Asesoramiento a la familia y a la escuela.
Asesoramiento a los maestros.
Tratamiento cognitivo-conductual.
Talleres de habilidades sociales.
Talleres de padres.
Tratamiento farmacológico.

Seguimiento evolutivo

Visitas de seguimiento en función de las necesidades detectadas

Preguntas frecuentes sobre el trastorno del espectro del autismo

¿Hay diferencias entre un niño y una niña TEA?

Sí, los perfiles de niños y niñas con TEA suelen ser diferentes, puedes ver las características diferenciadas anteriormente en esta página.

¿Se recuperará del todo?

El TEA es una forma de ser y de procesar la información diferente al resto de la población. Por lo tanto, no podemos hablar de una recuperación.
Se entiende que el tratamiento se basa en dar las estrategias adecuadas para que pueda valerse por sí mismo y que sus dificultades le interfieran de forma mínima en su día a día.

¿Qué duración tiene el tratamiento?

La duración del tratamiento es variable en función de la expresión y evolución de la sintomatología de cada caso, aunque en general es necesario un seguimiento / acompañamiento a lo largo de la diferentes etapas vitales.

¿Cuál debe ser el papel de la escuela tras el diagnóstico?

La escuela tiene un papel importante en la evolución de un alumno con TEA. Por ello, los profesionales de la UTAE del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona siempre se ponen en contacto con el profesorado para intercambiar impresiones y ofrecer la ayuda necesaria en cualquier momento de la escolaridad del niño o adolescente.

Comparte