Pasar al contenido principal
Contactos
Ubicaciones y teléfonos

Centralita 93 253 21 00

De lunes a domingo, de 8:00 a 20:30 h

Programación o cambio de cita 93 378 26 00

De lunes a viernes, de 8:00 a 19:00 h

Atención Privada - Pacientes internacionales +34 93 600 97 83

De lunes a viernes, de 8:00 a 19:00 h

Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Passeig Sant Joan de Déu, 2, 08950 Esplugues de Llobregat

Cómo llegar

Ayuda
¿En qué podemos ayudarte?

Centralita 93 253 21 00 De lunes a domingo, de 8:00 a 20:30 h

Temas de ayuda

Icono Trámites y gestiones

Trámites y gestiones

Icono Citas

Citas

Icono Ubicaciones y contacto

Ubicaciones y contacto

Icono Paciente internacional

Paciente internacional

Icono Colabora

Colabora

Webs
Webs y Apps del Hospital Sant Joan de Déu
Filtros

Blog del Aula Hospitalaria del Hospital Sant Joan de Déu.

App de protocolos y circuitos de enfermería para Android.

App de protocolos y circuitos de enfermería para iOS.

Plataforma digital de promoción de la salud y el bienestar infantil.

Formación continuada en Medicina Pediátrica y Obstétrica.

Web de la FSJD, entidad de apoyo a los centros de investigación de San Juan de Dios.

Portal de recursos sobre diabetes tipo 1 en edad infantil. 

Información y recursos sobre errores congénitos del metabolismo.

App con herramientas útiles para los pacientes y familias del Hospital.

App con herramientas útiles para los pacientes y familias del Hospital.

Campañas de captación a favor de la investigación que lleva a cabo el Hospital. ¡Participa!

Campañas de captación a favor de proyectos asistenciales del Hospital. ¡Crea la tuya!

Web del IRSJD, centro de investigación e innovación en biomedicina.

Consejo Científico de nuestro Hospital formado por niños y adolescentes.

Unidad de Medicina del Deporte Clínic-SJD.

Dona al SJD Pediatric Cancer Center Barcelona para curar a muchos más valientes.

App que da acceso al Portal del Paciente desde el móvil.

App que da acceso al Portal del Paciente desde el móvil.

Versión para ordenador de la plataforma de comunicación entre pacientes, familia y equipo asistencial

Blog del hermanamiento con el Hospital de Lunsar en Sierra Leone.

Venta de productos solidarios de Sant Joan de Déu.

Comunidad de pacientes, clínicos e investigadores entorno a las enfermedades raras.

Plataforma digital referente en temas de salud mental.

App para mejorar la forma de realizar cariotipos humanos.

Idioma -
Ayuda
Webs y Apps de SJD

Estabilizado un retinoblastoma con quimioterapia intraarterial que no tenía opciones de tratamiento en el país de origen

Paciente de retinoblastoma con oftalmólogo pediátrico y enfermera

El paciente, un bebé que empezó el tratamiento cuando apenas tenía un año, llegó a Barcelona desde Indonesia en busca de un tratamiento para un retinoblastoma bilateral por el que le enuclearon un ojo

Kensi llegó con su familia a Barcelona en mayo de 2021. Desde que tenía muy pocas semanas de vida, su familia se dio cuenta de que el pequeño no podía ver bien, no jugaba ni seguía con la mirada los juegos que le proponían. En Indonesia, su país de origen, les sugirieron esperar a que tuviese 4 meses para ver qué le pasaba.  

Sin embargo, la familia de Kenzi no quería esperar y, al observar que el pequeño hacía un brillo blanco en ambos ojos cuando se le hacía una fotografía con flash, sospecharon que algo no iba bien y buscaron la segunda opinión de un especialista en oftalmología. El diagnóstico llegó cuando el niño tenía tres meses: se trataba de un retinoblastoma bilateral. Los médicos les aconsejaron enuclear el ojo izquierdo del paciente por el estado avanzado en el que se encontraba el tumor: había que evitar que se extendiese y operar lo más rápido posible. Tras la enucleación, le realizaron al pequeño cuatro sesiones de quimioterapia intensiva para tratar el ojo derecho, que el niño conservaba a pesar de estar también afectado.  

Fue en este punto cuando la familia decidió explorar otras opciones para tratar al niño: desde hospitales en la India y Singapur hasta los Estados Unidos. Buscando las mejores posibilidades, un oftalmólogo pediátrico les aconsejó ponerse en contacto con el doctor Guillermo Chantada, que les habló sobre el programa del PCCB Charity Fund. Rápidamente, la familia recopiló y envió toda la información clínica relativa al caso de su hijo y, unas semanas después, el caso fue aprobado por el comité de valoración y el bebé y sus padres volaron hacia Barcelona. 

Quimioterapia intraarterial y atención multidisciplinar 

Pocos días después de llegar al Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, el pequeño inició el tratamiento. El equipo liderado por el doctor Jaume Català le realizó varios ciclos de quimioterapia intraarterial, que consiste en hacer llegar el medicamento directamente a la arteria principal que suministra sangre al tumor. Además, la dosis de fármaco se ajusta a la edad y el peso del niño, lo cual permite minimizar los efectos secundarios del tratamiento.

Este abordaje era especialmente útil en el caso de Kensi, que había recibido quimioterapia intensiva por vía venosa en su país de origen, un tratamiento que no era suficientemente efectivo y que estaba dificultando el crecimiento y el aumento de peso del niño. Un equipo multidisciplinar, a parte del del Área de Oncología y el Servicio de Oftalmología, realizó un seguimiento al pequeño para ofrecer pautas a nivel nutricional si era preciso, con el objetivo de paliar el retraso en el crecimiento. 

Unas semanas después de las primeras sesiones, el niño progresó favorablemente y se estabilizó el tumor, con la consiguiente recuperación de parte de la visión para el pequeño. Sin embargo, Kensi tuvo una recaída y fue necesario mantener el tratamiento durante unos meses más. Posteriormente se consolidó la respuesta con tratamiento láser sobre los tumores retinianos, que ha permitido conservar el ojo y una visión normal.

La familia del pequeño, que ha pasado gran parte de sus dos primeros años de vida en el Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, se muestra satisfecha tanto por la evolución del niño como por la atención recibida: “Habíamos llegado a temer por la vida de nuestro hijo y, en semanas, nuestra vida cambió. Además, en este hospital está todo pensado para la comodidad de los niños: los tratamientos se adaptan a ellos, los equipos les evitan al máximo el sufrimiento y el malestar. Nos hemos sentido en casa desde que llegamos”, concluye el padre de Kensi.