Back to top

Oncología y hematología: el cáncer del desarrollo

El cáncer del desarrollo, más conocido como cáncer infantil, afecta a niños, adolescentes y adultos jóvenes. Se origina durante la formación de órganos y tejidos, en el proceso de desarrollo del ser humano. En la mayoría de los casos, las causas de los cánceres del desarrollo son desconocidas.

El cáncer infantil no es igual al cáncer de adultos

La incidencia del cáncer infantil es de 1 caso por cada 300 casos de adultos. Esta baja incidencia hace que el cáncer infantil sea una enfermedad rara.

El cáncer infantil no se puede prevenir, por eso las medidas de diagnóstico precoz que se siguen con adultos no son aplicables en niños. La investigación es la única vía para seguir avanzando en el conocimiento del cáncer infantil. Las causas, las terapias y las respuestas al tratamiento de los niños son propias de estos tipos de cánceres y muy diferentes a los de los adultos.

Los índices de curación y supervivencia tampoco son los mismos, en general el cáncer infantil se cura en un 80% de los casos, pero en determinados tipos de tumores aún no hay esperanza de curación.

El cáncer del desarrollo es la primera causa de muerte en España entre los niños de 5 a 14 años y la segunda en el tramo de 15 a 24 años, después de los accidentes.

Comparte